domingo, 23 de noviembre de 2014

El regreso de Freezer y la crisis económica Japonesa

Es bastante irónico que este blog se llame “Siento un Ki Maligno” y en sus años de existencia aún no haya aquí ningún artículo sobre Dragon Ball aún a pesar de que sigo recibiendo solicitudes de que escriba sobre esta serie. Pues bien creo que es momento de hacerlo aprovechando el anuncio de una nueva película sobre Gokú y sus amigos: Dragon Ball: Fukkatsu no F, la cuál trae de regreso a la vida a uno de los villanos más icónicos de la serie: Freezer.


El regreso de este personaje a la vida se debe a que dos sobrevivientes de su ejército llamados Sorbet y Tagoma (se mantiene el chiste de que los sirvientes de Freezer son llamados como cosas que se pueden encontrar en una nevera) reunen las esferas del dragón de la tierra para revivir a su antiguo jefe. Un teaser previo a esta revelación anunciaba que Shenlong iba a revivir a alguien a causa de El peor deseo de la historia.

Aunque el no sea mi villano favorito de la serie siempre me ha parecido interesante, de hecho, creo que todos los villanos de Dragon Ball son interesantes; Por ejemplo, la Patrulla Roja funciona como una caricaturización del ejército Alemán de la 2da guerra mundial, mientras que Cell es un homenaje a Terminator(con viajes temporales y todo). Pero no todos los fans están felices. He podido ver muchas discusiones y opiniones en la red sobre esto y la verdad es que la mayoría son bastante negativas. Muchos alegan simplemente que Freezer ya no está a la altura del nivel de poder de Gokú (lo cual, bien sabemos, puede ser arreglado en dos segundos de diálogo), otros dicen que preferirían ver regresar a Cell o a Broly e incluso otros apuntan a “incongruencias” en el afiche que hacen que esta resurrección no tenga lógica (¿qué que?). Pero la verdad es que traer a este tirano de vuelta tiene todo el sentido del mundo y les voy a explicar la razón, pero para eso, vamos a tener que hablar un poco de economía mundial.

Entre los años 1986 y 1992, Japón sufrió una de sus peores crisis económicas a causa de una burbuja inmobiliaria. Sus consecuencias fueron terribles para el país debido al aumento del desempleo y a la altísima inflación y se extendió tanto que muchos se refieren a los 90’s como “la década perdida de Japón”. El valor de un terreno en Japón era altísimo y no paraba de subir casi desde mediados del siglo pasado, llegando al extremo de considerarse que la suma de los valores inmobiliarios del país era el 20% de la riqueza mundial (solo Tokio tenía el valor de Estados Unidos completo). Esta situación insostenible se mantuvo así por tanto tiempo en parte a causa de los especuladores que compraban terrenos, sobre todo de personas cuyo nivel económico no les permitía mantenerlos, y los revendian a precios astronómicos (pero sobre todo a causa de la inacción del Banco de Japón).


Obviamente esta burbuja explotó, el Yen estaba demasiado devaluado y los precios de los bienes inmobiliarios cayeron, arrastrando con ellos las acciones y a todo el sistema económica nipón.

OK, muy interesante está clase de historia económica, pero que tiene que ver esto con Freezer?

Muy facil, Freezer fué creado en 1989, en medio de la crisis, y si recuerdan bien, este personaje es un “comerciante de planetas”, su trabajo es conquistar a la fuerza un planeta, expulsar o aniquilar a sus habitantes para poder venderlo. No es difícil ver que este personaje fue creado por Akira Toriyama inspirado en los mismos especuladores culpables de la situación de su país. Esto no me lo estoy inventando, el mismo lo confirmó en el segundo tomo de la “Story Guide” de Dragon Ball. Su relevancia ahora es lógica, el mundo aún sigue sufriendo los coletazos de la burbuja inmobiliaria del 2008 y que se sigue hundiendo en más y más problemas económicos causados por toda clase de razones, desde el aumento del precio del petroleo hasta la desaceleración económica de China.

Pero no crean que estoy asegurando que Toriyama trajo de regreso a Freezer para hacer una metafora sobre la situaciòn económica, de hecho, lo que lo inspiró fue una canciòn sobre ese personaje de la banda de Punk Maximum The Hormone.


Si lo pensamos desde el punto de vista del universo de Dragon Ball, Freezer es el más adecuado de los villanos de la serie normal (sin contar películas) para regresar pues es quien más ha influido en la vida de Gokú y por lo tanto es su enemigo más “personal”; Fué él quien destruyó su planeta, asesinó por segunda vez a su mejor amigo y causó su transformaciòn en supersaiyajin. Si fuera otro como Cell o Majin Buu serían una amenaza, pero no tendría el mismo impacto para nuestro heroe.



De todos modos esto no asegura que la película sea buena, o que sea mala. Tendremos que esperar a que se estrene en nuestro país para poder juzgarla. La película anterior Dragon Ball Z: Battle of The Gods me gustó muchísimo y tengo las mismas expectativas puestas en esta aunque da la impresión que serán radicalmente diferentes; La anterior se enfocó en el humor de la serie (y por esa razón me gusto tanto) mientras que tengo la impresión que esta se enfocará en la acción y las batallas. Ya veremos.

domingo, 16 de noviembre de 2014

El Podcast Maligno #012 - Dos frikis hablan hora y media de Christopher Nolan y agujeros de gusano

Han pasado bastantes dás desde que vi Interstellar y desde que salí del cine sabía que iba a publicar algo sobre ella; Pero esta no es cualquier película, es una obra inmensamente rica a nivel científico, filosófico y narrativo que no era facil de abordar y varios intentos de escribir sobre ella fracasaron.


Pero entonces me recordaron que yo también hago podcasts entonces vi que no había mejor manera de analizar y comentar esta película que HABLANDO (literalmente) sobre ella, así que hoy me uno a mi amiga Polo del blog Bicho raro por selección antinatural para comentar todo sobre este controversial pero fantástico film y su director.


Como siempre espero ansiosamente sus comentarios! que les pareció esta película? que opinan de Christopher Nolan? quiero saberlo todo


jueves, 6 de noviembre de 2014

Sobre la identidad "Gamer"

En los últimos días he llegado “sin querer queriendo” a enfrascarme en varias discusiones sobre las comunidades de videojugadores, como un twitdebate sobre el movimiento “gamergate” o una discusión sobre los objetivos del análisis feminista en los videojuegos. Me gustan estos temas, me gusta comentar y opinar sobre el lugar de los videojuegos en la sociedad y también sobre la pésima reacción de muchos aficionados a los eventos que ocurren en la comunidad.

Una de las personas con la que discutía uno de estos temas me hizo una pregunta...



Y mientras trataba de organizar mi opinión alrededor del uso de la palabra “Gamer” me comencé a dar cuenta de todo lo que conlleva esta etiqueta. Comencé a recordar viejos diálogos y opiniones, algunos emitidos en épocas más sencillas y menos tumultuosas para los videojugadores, otros en medio de una “guerra”, pensé en cómo hemos cambiado con la evolución del medio desde la época en que era considerado universalmente como un juguete más hasta convertirse en una empresa multimillonaria y un hobby multitudinario. Era imposible compilar todas estas ideas en unos simples tweets, así que comencé a escribir y escribir y escribir sobre esto... Puede que ustedes ya estén familiarizados con los aspectos básicos de la “controversia” alrededor del uso de la palabra o las subdivisiones de esta, pero por favor sigan leyendo, que aunque voy a tratar estos temas, planeo ir mucho más a profundidad.


Yo soy “Gamer”. He jugado videojuegos desde que tengo memoria, he poseído al menos una consola de cada generación desde la era del NES hasta la pasada. Amo los videojuegos, los considero un medio artístico y tengo mi casa llena de figuras de acción de personajes de videojuegos (y de cine, y de comics, y de tv...), de libros y revistas sobre videojuegos (y sobre cine, y sobre comics, sobre tv...) y por si fuera poco he dedicado buena parte de mi tiempo a escribir artículos de opinión y análisis sobre videojuegos en este mismo blog... de eso se trata ser gamer cierto? de que los videojuegos sean una parte importante de tu vida, no?

No imagino mi vida sis ustedes chicos!


No, no necesariamente.


Verán tenemos un problema muy pero muy obvio con el término gamer, y es que traducido literalmente significa simplemente “jugador”, y un jugador puede ser cualquier persona que juegue un videojuego. Al amigo del tweet de arriba le molesta que las personas que juegan Candy Crush digan que son gamers, sin embargo lo son, caben perfectamente en la descripción de la palabra en tanto que Candy Crush (o Angry Birds o cualquiera que sea el malvado juego movil de moda) es un juego y esta persona lo está jugando. Esa persona es una jugadora, es una “gamer”. Es más, si nos ponemos quisquillosos podemos decir que las personas que juegan juegos de mesa también serían gamers, hasta los jugadores de cartas también serían gamers, no?

LOL I’M SUCH A GAMER

Entonces surgió la división. Se comenzó a llamar a los jugadores de juegos móviles o de juegos sencillos para “pasar el rato” como “Casual Gamers” (videojugadores casuales), una descripción que me parecía bastante apropiada, ya que no todos aquellos que disfrutan de los videojuegos deben hacer de ello un hobby o un estilo de vida. La contraparte serían los “Hardcore Gamers”, personas que se dedican a juegos “más profundos”: shooters, aventuras, RPGs, etc. Esta clasificación es demasiado básica y limitada pero hubiera funcionado bien de no ser porque prácticamente de inmediato se desató un absurdo elitismo basado en lo que había que jugar o la consola que había que tener para ser un Hardcore Gamer a la vez que se despreciaba e insultaba a los Casuals por “no ser verdaderos gamers”. No se te podía ocurrir mencionar en algún lado que tenías un Nintendo Wii, un Nintendo DS o que disfrutabas jugar Angry Birds porque de inmediato eras acusado de ser un filthy casual... y los casual no son verdaderos gamers, eso dicen.

Sobra decir que todo esto se me hace absolutamente absurdo. Yo, por ejemplo, no calificaba para ser “hardcore” ya que entonces las principales publicaciones de videojuegos usaban este término solo para referirse a jugadores de Call of Duty o Gears of War, los juegos de moda. Alguien escribió alguna vez sobre la estupidez de dividir a los gamers por los juegos que jugaban, sobre todo porque ”se puede jugar Dark Souls de una forma casual y se puede jugar Candy Crush de una forma hardcore”



Miremos el ejemplo del cine, a las personas que van al cine se les llama en inglés movie-goers (literalmente, “que van al cine”, no creo que haya una traducción apropiada al español), y lo son tanto si van a ver películas de cine arte como si van a ver las superproducciones de mitad de año; tanto si solo van a ver películas estúpidas de robots extraterrestres gigantes basados en juguetes como si solo van a los ciclos de Michaelangelo Antonini e Ingmar Bergman. Decir que alguien no lo es por sus preferencias o gustos cinematográficos es tan absurdo como dejar de llamar jugador / gamer a quien juega videojuegos de puzzle o party games o a quien juega en un Nintendo Wii o un teléfono celular.

Entonces, por qué tanto problema en aceptar que los videojugadores casuales son, de hecho, videojugadores o “gamers”?

Para muchos videojugadores la palabra “Gamer” no es simplemente un término que los identifica como practicantes de un hobby, es parte de su identidad. Para ellos su amor o interés por los videojuegos es algo que los define y los hace parte de algo diferente. Por eso algunos se molestan al darse cuenta que la palabra que sienten que los identifica se use para referirse a personas para las que esto no es una parte tan importante de sus vidas o que juegan videojuegos que ellos consideran “menores”, o peor, que no son realmente videojuegos. Este “elitismo” existe practicamente en todas las comunidades que se forman alrededor de una afición, incluso me tocó alguna vez participar en una discusión en que fanáticos de las obras de Alan Moore usaban a Watchmen y V For Vendetta como ejemplos para menospreciar los principales comics de superheroes de DC o Marvel... y aún así nunca dijeron que los fanáticos de Batman o Spider-man no fueran “verdaderos lectores de comics”.

Filthy casual

Entonces el problema se limita a una palabra? básicamente si. Muchos comentaristas en las publicaciones más famosas o estrellas de YouTube han propuesto nuevos términos para referirse a los “verdaderos aficionados” (incluyendo gamephile o juegófilo, pero no es lo mismo), pero ninguna ha tenido éxito, y es que la identidad de “Gamer” prácticamente se ha vuelto un asunto de honor para aquellos que se apropian de ella y ya está arraigada en la cultura.

Esto ha generado algunos fenómenos interesantes. Por ejemplo, muchos jugadores rechazan activamente la etiqueta de “gamer” sin que por ello dejen de jugar videojuegos, incluso Nintendo llegó a publicitar su Nintendo 3DS a jugadores no-gamers (si, es un oxímoron, lo se), otros como yo llegamos a rechazarla porque no éramos jugadores de Call of Duty o los juegos más asociados con ella, o peor aún, porque no queríamos que se nos asociara con los terribles casos de acoso y amenazas a mujeres dentro de la industria, con lo ofensivas que pueden llegar a ser las experiencias multiplayer en línea o con movimientos como “gamergate”.

Sin embargo, por más que algunos rechacen este calificativo (o por más que algunos quieran que otros dejen de usarlo), siguen siendo gamers, ya que asociaciones como THEESA usan la palabra Gamer para referirse a todo aquel que juega videojuegos (del tipo que sea, en la plataforma que sea y del género que sean) en sus reportes oficiales.

(El comercial de "I'm not a gamer" de Nintendo desapareció de la red tras el OBVIO backlash que tuvo)

Esta confusión ha llevado a que muchos autodenominados gamers se vuelvan extremadamente defensivos y “territoriales” ante lo que ocurre en la industria; Esto es un eco de la década pasada en que el medio corrió un serio peligro real de ser censurado a causa de la lucha del activista gringo Jack Thompson contra la “obscenidad de la cultura popular”, alegando que la violencia y depravación en los videojuegos estaban trastornando a los niños. Este caso unió a todos los videojugadores de los Estados Unidos en defensa de su afición, y eventualmente, en 2011, la corte suprema de ese país determinó que los videojuegos están protegidos por la primera enmienda de la constitución y no pueden ser censurados.

Con esa determinación no se ganó solo la batalla, se ganó la guerra, sin embargo esto volvió paranoica a la comunidad gamer, quedando temerosa de la crítica y la influencia externa. Por ejemplo el rechazo que ha tenido la nueva ola de análisis político, filosófico y social del medio (encabezado por la crítica feminista Anita Saarkesian). La razón es que se cree erróneamente que este tipo de análisis pretende censurar ciertos elementos de los juegos (y aunque fuera cierto, que no lo es, la determinación de la corte no lo permite). Algo similar es la increíble cantidad de gamers que no quiere que juegos como Dear Esther (un juego en que uno camina por una extraña isla mientras el personaje recuerda las consecuencia de un accidente automovilístico) o Gone Home (en que se explora una mansión para descubrir la historia de amor de la hermana de la protagonista con otra chica) sean considerados juegos, redefiniendo la palabra y exigiendo que las publicaciones de videojuegos no los cubran y se invente otra palabra para describirlos.


El sentido de apropiación en todos los aspectos del mundo geek siempre ha sido alto, y la gente que se enoja cuando un crítico cualquiera da una nota negativa a un juego, película o comic que a ellos les gusta (o han decidido que les va a gustar) o da una positiva a uno que no les gusta (o han decidido que no les va a gustar) corren rios de insultos y amenazas. Pero la situación se ha descontrolado en los últimos meses, en los que incluso hay campañas de desprestigio y saboteos muy bien organizados, como contra Polygon por darle una nota más baja de lo esperado a Bayonetta 2 en la que el crítico consideraba que la sexualización del personaje lastimaba el juego (una opinión y crítica perfectamente respetable aunque no la comparta) o contra Gamasutra porque una columnista escribió un artículo titulado “Los Gamers están acabados”. El artículo era enfocado a los desarrolladores y planteaba que los autodenominados gamers no son los únicos que juegan videojuegos, como ya vimos, pero se lo tomaron personal y ademas de amenazar a la escritora lograron que uno de los auspiciadores del sitio lo abandonara, demostrando una absoluta falta de respeto por la opinión ajena.

Parece que no se dan cuenta del mal tan terrible que esta obsesión está haciendo a la industria. Este desmesurado interés en mantener el status-quo es el que tiene al mercado manejando presupuestos hinchados e irreales, al mundo mirando a los gamers con malos ojos a causa de las terribles noticias recientes, a las compañías despidiendo cientos de empleados cada día, a sobrevivir a punta de sacar y sacar secuelas de las mismas tres franquicias. Juegos como estos que tantos detestan considerar juegos están aportando aire fresco a este mundillo, traen nuevo talento y aportan mucha variedad. Así como en el cine conviven el llamado cine-arte de directores como Jim Jarmusch o Michael Haneke con los blockbusters de superheroes y las comedias románticas, estos experimentos que tratan narrativas o sistemas novedosos pueden convivir con los shooters militares del alto presupuesto y las fantasías historicas de memoria genética. Decir que porque en algunos de estos no se pueda “perder” o no tengan un nivel de “reto” no son juegos es como decir que una película en blanco y negro o de más de 90 minutos no es una verdadera película.

Aparentemente, Animal Crossing tampoco es un videojuego

YA que mencionamos de nuevo el cine, aquí si existe un calificativo para ciertos tipo de aficionado al cine: Cinéfilos. Los cinéfilos son aquellos que no simplemente amamos el cine, sino que somos apasionados en nuestra apreciación de las películas, que las criticamos y estudiamos para entender su relación con el mundo y la sociedad. En el pasado fueron esta clase de personas las que elevaron este entretenimiento al nivel de arte y algo que muchos “gamers” queremos es que los videojuegos también sean considerados de la misma forma, y razones no nos faltan! este medio ha demostrado que puede ser mucho más que simples batallas de saltos y disparos: los videojuegos han explorado filosofías y religiones, con ellos hemos aprendido de mitología e historia, nos han hecho llorar, asustar y pensar, no solo nos hacen pasar un rato entretenido, son mucho más que eso. Por eso tenemos que dejar de temer a este tipo de análisis y crítica. Bienvenidos juegos como Spec-Ops The Line o This War of Mine que exploran el lado más terrible de la guerra, bienvenidos críticos como Anita Saarkesian que los miran desde una perspectiva de género, bienvenidos los que creen que Bayonetta es un gran personaje femenino y bienvenido los que creen que esta exageradamente sexualizada porque eso enriquece el debate (y bienvenidos los que creen ambas cosas), bienvenidos también los que solo juegan un rato mientras esperan el bus, los que solo juegan Threes, los fans de Call of Duty y de Angry Birds, los que juegan profesionalmente League of Legends y los que se trasnocharon superando su propio record en Jetpack Joyride, porque quieran o no, todos somos gamers.

miércoles, 29 de octubre de 2014

Hablemos de la Fase 3 de Marvel Studios

28 de Octubre de 2014...

01:10 p.m. (-5 GMT)...

Marvel comienza un evento de prensa en que anuncia 9 nuevas películas de su universo cinemático, el Internet comienza a colapsar en un caos de expectativas y nerdgasmos sin precedentes... pocos sobreviven.


Seguramente nadie estaba esperando este aluvión de anuncios. Muchos creían que simplemente iban a oficializar el de Benedict Cumberbatch en el papel del Doctor Strange, que iban a mostrar algunos clips de Avengers: Age of Ultron o incluso de Ant-Man. Los más aventureros nos atrevimos a decir que anunciarían una nueva película (Incluso nos atrevimos a decir que sería Black Panther o Ms. Marvel) y los más locos que iban a confirmar que las negociaciones con Sony les permitirían usar a Spider-Man en un film de The Avengers.

Pero que iban a anuncias nueve nuevas películas? nadie.

Para mi, el más importante de los anuncios, es el de Captain Marvel. El título se prestó para confusión de muchos inicialmente ya que no solo este es el nombre de otro famoso superheroe de DC Comics, a.k.a. Shazam, que también tendrá su propia película, sino que en el universo de Marvel muchos héroes han llevado este nombre, comenzando por Mar-Vell, un espía Kree que se encariña con la humanidad y lucha por protegerla, un personaje que ha existido desde la Era plateada de los comics. Sin embargo, la película será sobre la más reciente persona que adoptó el nombre: Carol Danvers, anteriormente conocida como Ms. Marvel. Esto es algo que me hace inmensamente feliz.


Si ustedes me siguen en twitter sabrán que en los últimos meses he estado algo... ejem... intenso con el tema de la representación femenina en el cine, los comics y los videojuegos, la cual considero menos que óptima, y desde que el universo cinemático de Marvel entró en su “Fase II” he estado comentado lo mucho que me gustaría, a mi y a muchos más, ver una película en solitario sobre una de las heroínas de la marca como la ya establecida Black Widow, Spider-Woman o, obviamente, Ms. Marvel, ya que desde esos desastrosos años en que sufrimos con películas como Elektra o Catwoman ninguna compañía quería arriesgarse con este sub-sub-género que consideraban veneno de taquilla, pese a que a otras sagas de acción encabezadas por mujeres como Resident Evil o Underworld les iba bastante bien sin importar su calidad. Pero el éxito de Guardians of The Galaxy cambió todo el panorama, convenció a Marvel y Disney de que correr riesgos valía la pena, de que había confianza del público en su marca más alla de lo que digan las “tendencias”, además, una película con una superheroína es casi una deuda con las audiencias.

Algo digno de mencionar es que decidieron que la película fuera llamada Capitán Marvel en lugar de Ms. Marvel (el nombre con el que era conocida Carol hasta hace poco), algo que aplaudo bastante. La principal razón de esto es evitar confundir a los nuevos lectores de los comics, ya que desde este año se comenzó a publicar un nuevo volumen de Ms. Marvel en que el nombre pasa a una nueva superheroína, la adolescente musulmana Kamala Khan (un comic EXCELENTE que les recomiendo a todos leer) mientras que Carol ahora protagoniza el título de Captain Marvel, centrado principalmente en las aventuras espaciales del personaje acompañada de Los Guardianes de la Galaxia (especialmente Rocket).


El “cambio de nombre” para la película parece haber molestado a algunos fans por lo que veo en twitter, por ejemplo me encontré un comentario diciendo que el nombre es demasiado neutro y que parece querer “negar” que el personaje es una chica. Pero no estoy de acuerdo, creo que este nombre es incluso más importante, ya que no solo la identifica más allá de su género, sino que el título la equipara al mismo Capitán América.

(Por cierto, no es la primera vez que hablamos de Carol Danvers en este blog. Hace un buen tiempo puse aqui unos videos de Bob Chipman en los que nos contaba la extraña historia del personaje, incluyendo el perturbador incidente con la historia de su embarazo sobrenatural en los 80’s).

A estas alturas del artículo ya se que muchos estan girando los ojos y pensando ”Pero Laguna! qué importa si es un superhéroe o superheroína, lo importante es que la película sea buena!” y sí, eso es lo que más importa, pero la representación de géneros, razas e identidades en la cultura popular es relevante para muchas personas, sobre todo aquellos pertenecientes a minorías o en realidad a cualquier grupo diferente al de hombres blancos heterosexuales. Ver como ejemplo el del actor Djimon Hounsou (Korath en Guardians of The Galaxy), que cuenta como su hijo le dijo alguna vez que desearía tener la piel clara para poder ser Spider-Man. Tal vez ustedes no lo crean, pero para los niños significa mucho, a veces inconscientemente, ver superheroes de su mismo género o color de piel.

Más de lo mismo se puede decir del anuncio de una película de Black Panther, ya que no existen buenas películas sobre superheroes negros y aunque ya hemos visto algunos buenos personajes de raza negra en el MCU (War Machine, Falcon, Heimdall, Nick “Motherfucking” Fury...) esté será el primero en tener una película propia. Es de notar que este personaje creado por Stan Lee y Jack Kirby fue el primer superhéroe negro en un comic mainstream, anterior incluso a Falcon, Luke Cage o al Linterna Verde John Stewart.


Su verdadero nombre es T’Challa y es el líder de una nación africana ficticia llamada Wakanda, un país increíblemente avanzado tecnológicamente y casi completamente aislado del resto del mundo. También es el único lugar en el mundo en que se puede encontrar Vibranium, el material del que está hecho el escudo de Capitán América. En este país no solamente debe enfrentar a supervillanos como Killmonger, los Skrull o Ulysses Klaw sino a intentos de golpes de estado, enfrentamientos tribales, odios raciales e intrigas internacionales en su calidad de líder de estado. Su título como Black Panther le permite alimentarse de una hierba única de su país que aumenta sus fuerza, agilidad y agudiza sus sentidos (pero no a niveles sobre-humanos). Su armadura está hecha de Vibranium y tiene muchos artefactos mágicos, ademas de contar con el ejército de Wakanda que es uno de los más poderosos del mundo. Ni idea cuales de estos elementos serán adaptados a la película... pero lo que si es seguro de que no aparecerá es su matrimonio con Storm, de los X-Men.



Lo más interesante del asunto es que elementos de este comic ya están comenzando a aparecer en el universo Marvel. Sabemos que parte de Avengers: Age of Ultron se desarrolla en Africa, y por varias escenas del trailer podemos asumir que uno de los objetivos de Ultron es re-crearse a si mismo con Vibranium (o al menos darse un baño de este material), ademas, vemos aparecer a Andy Serkis así...

... y lo más probable es que este personaje sea Ulysses Klaw. Todo esto nos lleva a pensar en la posibilidad de que Black Panther aparezca en esta película, y por qué no? despues de todo Chadwick Boseman ya está contratado para interpretar al personaje e incluso se ha confirmado su aparición en Captain America 3: Civil War.



Ah sí... hablemos del elefante en el salón. En el evento de Marvel se confirmó que el subtítulo de la tercera película de Capitán América es precisamente Civil War (en broma la habían presentado como Captain America: Serpent Society, en referencia a una organización de villanos de Marvel como Cobra, Viper o Copperhead... notan un patrón ahí?). Esto es un problema para mi, ya que desde que se anunció la presencia de Robert Downey Jr en la película para servir de antagonista al Capitán, he estado tratando de explicar a todo el mundo que esto no significa que vayan a adaptar el evento de los comics que se publicó en el 2006.


Para los que no lo han leído, este evento es un enfrentamiento entre superhéroes por el derecho de estos a mantener identidades secretas. Iron-Man encabeza a aquellos de parte de S.H.I.E.L.D. y el gobierno que quiere que todos los superhéroes se registren y sean entrenados y supervisados, mientras que el Capitán lidera a los que consideran que esto pondría en riesgo sus vidas y las vidas de sus seres queridos. A causa de este enfrentamiento ocurren eventos tan cruciales para el universo Marvel como el desenmascaramiento (temporal) de Spider-Man o la muerte (temporal) del Capitán América y claro, una batalla épica de seres superpoderosos en el centro de Nueva York.



Sería absolutamente genial ver todo esto en los cines... pero insisto: eso no va a pasar.

Si Civil War en realidad se fuera a adaptar al universo cinematográfico de Marvel, habría que cambiar muchos aspectos de esta historia. Por un lado, el acta de registro de superhéroes no tendría sentido ya que prácticamente no hay identidades secretas (pronto se unirá Daredevil a esta continuidad, pero sería solo un personaje entre muchos), tampoco existe más S.H.I.E.L.D. como organización gubernamental. Por otro lado, y más importante aún, no hay suficientes superhéroes en la tierra del MCU (Marvel Cinematic Universe) como para justificarlo, ni siquiera con las nuevas películas anunciadas o las series de Netflix (Daredevil, Jessica Jones, Iron Fist y Luke Cage) y aun teniéndolos, esta es una película de Capitán América, no de Avengers ni otro cross-over similar que justifique la presencia de tantas estrellas en pantalla, lo cuál, además, elevaría ridículamente el presupuesto del film.

Volvemos entonces al anunció inicial. Originalmente se había reportado que la rivalidad de Tony Starks y Steve Rogers en esta película estaría inspirada (no “adaptada” ni “basada”) en Civil War... pero la reacción ante la noticia, con tantos sitios reportando erróneamente que sería una adaptación de esa saga de comics y despertando tanta emoción entre los fanáticos probablemente llevaron a Marvel a poner este como subtítulo del film (según se ha reportado, originalmente se iba a llamar Captain America: Fallen Son). Sobre que va a tratar entonces? Creo que lo poco que hemos visto sobre The Avengers: Age of Ultron ya nos ha dado la respuesta (que por cierto, no es una adaptación del Comic "Age of Ultron", en el cual Wolverine viaja al pasado para evitar una catast... creo que ya vi eso).





Tony y Steve tienen sus diferencias, eso queda claro, y dado que seguramente esta película terminará con la bonita amistad que hay entre los vengadores, es seguro que esas diferencias solo van a incrementar con el tiempo, probablemente sobre el control o dirección sobre los superhéroes, o incluso se me ocurre que Tony podría crear una especie de ejército propio para reemplazarlos... o intentar acabarlos. El punto es que la película se centrará en el enfrentamiento entre Tony y Steve, tal vez con un par de superheroes de segundo nivel acompañándolos, pero una batalla al nivel de lo visto en el comic? no, definitivamente no, y lamento decepcionarlos si eso era lo que esperaban.


Otro de los grandes anuncios de ese día fue sin duda el de Inhumans y esta es probablemente una de las propiedades de Marvel más desconocidas para el público mainstream (La verdad, yo no estoy muy familizarizado con ellos y los conozco gracias a sus vínculos con otros comics como Fantastic Four, Illuminati y Guardians of The Galaxy). Los “Inhumanos” son una raza de superhumanos creados por experimentos Kree sobre la raza humana en la prehistoria. Ellos crearon su propia sociedad aparte de la humanidad y el comic se enfoca en la familia real de esta raza, sus disputas de poder, intrigas palaciegas (alguien lo describió como Game of Thrones con Superheroes, lo cual me parece deliciosamente acertado), conflictos con la humanidad y otras razas extraterrestres.


Los Inhumanos bien podrían servir a Marvel para llenar el hueco que deja X-Men en su universo (aunque, para serles franco, nunca me pareció que los X-Men encajaran bien en el universo Marvel); El problema, nuevamente, es que ellos no son tan conocidos como los X-Men a pesar de también existir desde los 60’s. Aplica de nuevo la lección sobre los riesgos aprendida con los Guardianes de la Galaxia y confiar en que personajes como Crystal, o sobre todo, Maximus The Mad, son tan carismáticos que pueden ganarse al público sin problemas.


Sobre Thor: Ragnarok no sabría muy bien que decirles. El Ragnarok, como ya deben saberlo, es el fin del mundo de acuerdo a la mitología nórdica y es probablemente el fin del mundo más METAL que existe, con dioses muriendo, serpientes gigantes devorando todo y el universo siendo arrasado por una ola gigante. En los comics han ocurrido varios eventos con este nombre e incluso un clon de Thor creado por Tony Stark fue llamado así también. Lo único que es seguro es que Asgard no va a salir bien librado de está película. También tenemos The Avengers: Infinity War, una de las pocas películas en el universo que no me molesta que dividan en varias partes, ya que el nivel épico de la batalla contra Thanos prácticamente lo exige. Alguien quiere apostar que la primera parte termina justo en el momento en que Thanos se hace con todas las gemas del infinito?


Creo que eso es todo por ahora. Con este evento Marvel nos ha demostrado que tiene todo perfectamente planeado y que el músculo financiero de Disney está más fuerte que nunca. Estas películas no se están haciendo para satisfacer a un grupo de inversionistas (como DC/Warner, cuyo plan de lanzamientos de películas luce terriblemente improvisado) o para retener franquicias famosas (como Sony), sino para satisfacer a los fans, de no ser así les bastaría con hacer varias películas de Iron-Man y listo. Pero no, ellos decidieron correr riesgos, traer a la gran pantalla personajes que aunque no tengan el reconocimiento de un Batman o un Wolverine, si cuentan con fans que los aman y los quieren ver, y eso es digno de aplauso.

No se me olvida nada, cierto?

Benestephen Cumberstrange

lunes, 13 de octubre de 2014

Lo que (no) nos dice "Gone Girl"

Cuando los créditos comenzaron a rodar y las luces del cine se encendieron yo ya estaba seguro de que había visto algo poderoso e importante. Me quedé un rato sentado, reflexionando sobre lo que había visto. Gone Girl (aquí presentada como Perdida) es definitivamente otra obra maestra del gran David Fincher, un drama tenso sobre una mujer que desaparece misteriosamente de su apartamento y las sospechas que caen sobre su esposo, lleno de revelaciones inesperadas y de complejos personajes, pero más importante aún, es una mirada profundamente crítica sobre la forma en que los medios estadounidenses cubren las tragedias, los shows mediáticos que se forman y la manipulación que se puede hacer de ellos para controlar a la opinión pública.



Pero la gente que salió del cine no estaba comentando nada sobre esto.

De aquí en adelante todo puede considerarse Spoiler, no sigan leyendo a menos que hayan visto la película.

“Qué miedo que a uno la esposa le salga así de psicópata” le preguntó un hombre a otro. ”Así va a ser usted cuando se case? oí que le preguntaron a una chica mientras otros decían, si ve? por eso es que es mejor decirle que no al matrimonio. Al día siguiente me preguntaron en mi página de Ask si no me daba miedo que mi novia resultara tan loca como Amy en la película. Nadie, absolutamente nadie estaba comentando nada sobre la forma en que el film toca el tema de los medios. Esto me entristeció, ya que hay lecciones profundas que se pueden extraer de allí, y basta con mirar las noticias gringas por más de unos minutos para darse cuenta de ello; la forma tan sensacionalista en que cubren los tiroteos en escuelas, el exagerado cubrimiento que dan a eventos como el de un niño que salió volando accidentalmente en un globo (aunque era falso, que buenos periodistas tienen!), o ni siquiera hay que ir tan lejos, basta ver lo que pasa aquí en Colombia con el caso Colmenares o con algunas selectas desapariciones para verlo.

Sin embargo esto no está mal. Las obras de arte no siempre “comunican” al público el mensaje pretendido, sino que los mismos espectadores le dan su significado (a estás alturas, los creadores de A Nightmare on Elm Street 2 siguen insistiendo que su película no trata sobre un adolescente descubriendo que es homosexual... ajá), pero cuando veo tantos titulares diciendo que Gone Girls es una disección del matrimonio moderno me comienza a dar como rabia, porque no, no lo es.

La película tiene al matrimonio como centro de su trama, cierto, y es un matrimonio en problemas por varias causas especialmente económicas, y es imposible negar que probablemente muchas personas no se vean identificadas por las frustraciones de Amy, las discusiones entre ambos y el resentimiento mutuo; Estos son temas cruciales pero que están al servicio de los temas principales del film y en un mundo en que los acuerdos pre-nupciales, los divorcios express y las custodias compartidas de los hijos están a la orden del día, esto difícilmente es una “mirada cruda y sincera a los matrimonios del Siglo XXI” como dijo algún crítico, sobre todo por un elemento muy problemático: La forma en que presenta a “la esposa” como la villana de la situación y reenfuerza ciertos clichés de género.



Ya sé lo que están pensando, pero por favor, aguantenme un momentico que esto es importante. Veamos lo que pasó con otra película de Fincher: Fight Club, una de mis películas favoritas de todos lo tiempos, un film de culto que amo enormemente, pero un film que cuenta con algunos de los fans más fastidiosos y estúpidos del universo (no, tu no, tu eres un fan chévere, cálmate). La película nos habla de forma muy interesante sobre una Generación X decepcionada de la vida, sobre un válido resentimiento contra las clases superiores, y eso es genial... y sin embargo aún hoy en día se escucha hablar de chicos creando sus propios “Clubs de la pelea” animados por la película o soltando insultos por internet contra la “feminización” masculina diciendo que hay que recuperar la hombría del pasado.

What... the... fuck...

Gente digna de ser imitada

Estas son personas que malinterpretaron y/o llevaron muy lejos los mensajes de la historia, y temo mucho que pueda comenzar a pasar lo mismo con Gone Girl. Puede ser paranoia mia, pero últimamente me he visto envuelto en varias discusiones tanto en línea como en persona sobre una supuesta cruzada de censura emprendida por el feminismo ya que he apoyado críticas del sexismo en medios como los videojuegos o los comics y a personajes como Anita Saarkesian. Esto me ha llevado a ver movimientos terribles de acoso como el llamado “GamerGate” o los patéticos “Grupos de derechos de los hombres”, que creen fervientemente que hay una conspiración no solo para “censurar los medios” sino para remover hombres de cargos de poder y poner a mujeres en ellos, cambiar las leyes para perjudicar a los hombres y alienar a chicos buenos castigándolos al no ofrecerles sexo simplemente porque no comparten sus ideales. Obviamente todo esto es absurdo... ok, y qué tiene que ver esto con la película? pues que esta encaja perfectamente con su ideología.


Estas son personas que sienten que los hombres estan en desventaja frente a las mujeres y se basan en algunos casos (terribles casos) en que las acusaciones falsas de una mujer alegando que fueron violadas o golpeadas llevan a la cárcel a hombres inocentes porque supuestamente los jurados del mundo siempre estan de parte de la mujer a pesar de la evidencia (lo cual es falso) y usan estos casos para poner a la todas las mujeres en el banquillo de los acusados cuando son tan valientes de denunciar a sus agresores, aún a pesar de lo que digan las estadísticas.

Fuente

“La increíble Amy” del film es una psicópata, la gran mayoría de mujeres que alegan haber sido atacadas, golpeadas o violadas por hombres, incluso por sus mismas parejas, no lo son, son la víctimas, sin embargo el personaje de Rosamund Pike ya se está convirtiendo para muchos en el personaje (ficticio) ejemplo de porque las mujeres son malvadas y manipuladoras y cuentan con el apoyo de las corporaciones y los medios para salirse con la suya... Si no miren al personaje Missi Pyle, obviamente inspirado en Nancy Grace)!!! solo que en la película este personaje no está allí para criticar que los medios estan parcializados a favor de las mujeres, sino para criticar el show que crean alrededor de estos casos.


Muchos me preguntaron mi opinión sobre este film, sospecho que esto no era lo que esperaban sino que quería que les dijera si era bueno o malo, en ese caso: Excelente película, 10/10.



jueves, 2 de octubre de 2014

Gotham: Batman sin Batman

Aunque sé muy bien que son parte del mismo universo, de vez en cuando me vuelvo a encontrar extrañado de que las historias de Batman ocurran en el mismo mundo que las de Superman o Wonder Woman. Sí, los he visto juntos en cientas, tal vez miles de de veces, pero cuando vuelvo a leer un comic de Batman lo veo a muy comúnmente enfrentándose a organizaciones criminales, asesinos en serie, psicópatas o mentes maestras del crimen cuyos objetivos suelen ser dinero, caos o algún objetivo surreal creado por sus mentes enfermas. Aún los pocos enemigos de Batman con poderes sobrenaturales como Poison Ivy, Clayface o Ra’s Al-Ghul difieren enormemente de las principales amenazas contra las que se deben enfrentar otros héroes de DC, como Darkseid, Zoom, Sinestro, Ares e incluso Luthor, personajes que desean poder, control, destrucción o incluso esclavizar planetas o destruir universos.
Por eso, cuando el director Christopher Nolan y el guionista David S. Goyer (ugh) nos presentaron una visión más “realista” del caballero oscuro en Batman Begins y su secuela The Dark Knight todo encajó perfectamente en su lugar. La idea de un vigilante en una ciudad controlada por el crimen organizado es la razón de ser de Batman, el mismo origen del personaje se debe a ello, y aunque a lo largo de los años Batman se ha convertido en mucho más que eso, sigue siendo parte de la mitología básica del personaje.
A mi me encanta también el Batman “familiar”, el que se preocupa, guia y colabora con personajes como Nightwing, Oracle o los Robin, el que comparte una bonita amistad con Clark y Diana, incluso el Batman que debe enfrentar con humor a personajes como el Bat-mite. De hecho, yo me burlo mucho de la forma en que insisten en mostrar a Batman hoy en día: oscuro, depresivo e infinitamente serio. Esa es gran parte de la razón por la que me gustó tanto el personaje en The Lego Movie, porque es una sátira que nos muestra lo ridículo que es que se muestre de forma tan seria y oscura un personaje que se viste de murcielago.

♪ Darkness, no parents ♫

Y esta “oscuridad” se debe a que si miramos Batman Begins o muchas de las historias del comic o serie animada que involucran villanos como El Pingüino, Máscara Negra, Falcone, Scarface, incluso muchas del Joker, no son más que historias de gangsters y mafia en las que el héroe tiene capa... y si quitamos a ese héroe, y si le quitamos los trajes graciosos y elementos fantásticos al resto de este universo, que queda entonces?

Esa es la respuesta que da Gotham, la nueva serie de un Warner/DC que está poniendo mucho más interés en desarrollar su universo en la tv que en el cine. En ella conoceremos al agente de policía James Gordon, muchos años antes de convertirse en el comisionado, enfrentarse al crimen organizado de la ciudad y a la terrible corrupción que existe dentro de su propio departamento.
El concepto es perfecto, es una forma genial de aprovechar todos esos elementos del comic y abordarlos de una forma diferente sin repetir lo que se ha mostrado en películas y otras series. Tras ver el primer episodio me doy cuenta que el formato de serie policiaca le cae como anillo al dedo a “Ciudad Gótica” y que de esta serie puedo esperar todo lo que me gusta del género, y es que yo soy un fanático de películas como Training Day o L.A. Confidential y de toda clase de historias de gangsters.



No fue un episodio perfecto, claro que no (más adelante les explico porque) pero fue bastante bueno para un piloto, por lo cual me extraña que el consenso de los “fans” (fans de Batman, obviamente) alrededor de él haya sido tan negativo. Como ejemplo, estas fueron algunas de las respuestas que obtuvo un amigo al preguntar la opinión sobre el capítulo:







Muchos también me comentaron lo mismo, que estaban decepcionados, que ojalá mejore o la dejarán de ver, o de un modo más directo, que eso sin Batman no funciona.

Ahí está el detalle, parece que muchos querían ver “Batman” a pesar de saber que esto no era Batman. Me hace pensar que lo que muchos disfrutan de esta franquicia no son tanto las historias que de desarrollan en ella, sino la fantasía de poder que es el ser un millonario enojado tomando la justicia en sus propias manos, ver el poder que el dinero y la rabia pueden comprar en forma de sofisticados gadgets y exhaustivo entrenamiento.

Claro que no se puede culpar solo a la fijación que los fanáticos tienen con el hombre murciélago, la serie promocionó enormemente que villanos clásicos como El Pingüino, El Acertijo e Ivy eran parte de la serie, a pesar de que la presencia de ellos en el primer par de episodios era casi anecdótica, casi cameos que no tuvieron ninguna influencia en la historia. La corta presencia de Edward Nigma fue realmente innecesaria, mientras que Ivy fue totalmente forzada en la trama, mientras personajes como Harvey Bullock, Renee Montoya y Carmine Falcone, con los que probablemente una buena parte de los fans no estén tan familiarizados, resultaban las verdaderas estrellas de un show cuyo enfoque está en las dinámicas de la policía y las organizaciones criminales, no en el nacimiento de supervillanos coloridos... ademas, recuerdo un episodio de la serie animada (y el final de Batman Begins) explicaba que la existencia de ese tipo de personalidades se debía a la misma existencia de Batman, ahi tienen.


A mi me gusta así, de hecho creo que el mejor personaje presentado hasta ahora es Fish Mooney, la líder criminal bajo el ala de Falcone interpretada maravillosamente por Jada Pinkett y temo que la serie pueda tomar la ruta de Smallville en la que, a partir de un momento, todo nombre y todo objeto era una referencia forzada al comic. Parece que esto era lo que muchos querían, una serie llena de guiños a las historias de Batman (y eso que en mi opinión, tiene más que suficientes).

Pero bueno, tras leer esto pareciera que la serie es en realidad una maravilla a pesar de no tener a Batman... en realidad no lo es; desde su primera escena vemos que su desarrollo es una colección de clichés y elementos tan comunes que muchas escenas parece recreaciones de las vistas en otras series y películas, el presupuesto de tv se nota en la baja calidad de muchos escenarios interiores y los terribles efectos por computadora que se supone que recrean los edificios de la ciudad, Los diálogos también necesitan mucho más trabajo para funcionar bien, afortunadamente el elenco es realmente talentoso y vende bien todas las escenas a pesar de lo cheesy que puedan resultar.... y hablando de cheesy, esa pareja de villanos del segundo episodio estaba demasiado caricaturizada para el tono de todo lo demas.
Una queja personal que tengo es lo mucho que cambiaron al personaje de Oswald “El Pingüino” Cobblepot. Ya sabía que estos personajes iban a cambiar mucho respecto a sus más conocidas encarnaciones, pero este personaje tal como era (descendiente de una familia de “dinero viejo” rivales de los Wayne que recurren al crimen organizado para mantener su status y poder) encajaba a la perfección con lo que parece que Gotham pretende ser. Ya veremos que tal resultan las nuevas ideas que tienen para este personaje, que parece que va a ser uno de los villanos más importantes de la serie.



Y creo que eso es todo. De verdad me gustó este primer episodio (el segundo, no tanto, pero no estuvo mal) y quiero ver cómo evolucionan las ideas que se presentaron, sobre todo cuando el misterio principal del asesinato de los Wayne sea resuelto. No quiero ver que abusen con el fanservice si me interesa ver que más personajes del universo de Batman se integraran a la historia. Me encantaría ver a Black Mask como un capo mafioso enfrentado a Carmine, o por qué no? un amigo del pequeño Bruce Wayne, me gustaría ver como adaptarian a personajes como Mr. Freeze, Firefly o al mismísimo Ra’s Al-Ghul, ver a Gordon persiguiendo a asesinos en serie como Victor Zsazz o Killer Croc... y obviamente ver como se presentará al Joker, porque no van a crear una serie llamada Gotham si en algún momento no piensan incluir en ella al Joker.


P.D: Que tan genial es que la serie explique que Bruce no recibió ayuda psicológica tras la muerte de sus padres? Eso lo explica todo!

lunes, 29 de septiembre de 2014

El Podcast Maligno #011 - Dos frikis recorren las doce casas del zodiaco en una hora

Caballeros del Zodiaco es probablemente una de las series de anime mas influyentes para mi generación, pero será la nostalgia suficiente para hacer buena esta adaptación moderna basada en la batalla de las 12 casas? (Spoiler: No, no lo es, es bastante mala).



 Hay bastante debate en Internet sobre esta película, a algunos les gustó, a otros no, y hay opiniones bastante parcializadas; Por eso, Dante y yo vamos a tratar de darle una mirada "lo mas objetiva posible" (hasta donde es posible ser objetivo al menos) a esta película y explicar porque  el film NO funciona bien, mientras recordamos un poco de lo mejor de las aventuras de los caballeros Atenienses. Esperamos que la disfruten!


Si estan de acuerdo o no con nuestro análisis, los invitamos a dejar un comentario. Gracias por escucharnos!

viernes, 19 de septiembre de 2014

El cerebro de LUCY

A mi me gustó LUCY.



Desde que la vi el fin de semana pasado, me he visto “forzado” a defender ciertos elementos de  la película de Luc Besson que resultaron ser bastante “controversiales” y a mi mismo por haberla disfrutado... y el problema es que, a decir verdad, LUCY no es ninguna obra de arte, ni siquiera es una gran película; podría usar como excusa el que sea de Besson y decir simplemente que uno no va a ver una película de él esperando una historia coherente y plausible sino para disfrutar de su estilo y acción, pero eso es simplificar las cosas (aunque tiene algo de verdad). La verdad es que es una cinta llena de problemas: Una terrible falta de coherencia entre lo que la protagonista puede hacer y lo que hace, unos personajes secundarios que actúan de modo absurdo, unas secuencias de acción que no encajan en la trama y unas metáforas visuales que resultan bastante redundantes.


Pero el que use como base la idea de que los seres humanos solo usan el 10% de su cerebro no es uno de esos problemas, de hecho, es lo que salva la película.


Antes que nada hay que aclarar algo, esa idea es una falacia; No es cierto que un ser humano use solo el 10% de su cerebro, este mito, que incluso he visto a muchos atribuir a Albert Einstein (lo cual es falso) ha sido desmentido por numerosos estudios científicos e incluso en un episodio de Mythbusters.

Muchas personas parecen encontrar un problema en que una película con temas de naturaleza tan científica y filosófica como el transhumanismo, la evolución, la naturaleza del tiempo, etc. use como trasfondo un mito científico que ha sido demostrado falso. Para mi esto es absurdo, es desconocer que la ciencia ficción siempre ha contado con temas pseudocientíficos como base para explorar ideas y elementos mucho más interesantes. Por ejemplo, no vamos a descartar las ideas sobre la ética científica que plantea Jurassic Park solo porque es en realidad imposible clonar dinosaurios de la forma en que muestran allí, ni tampoco vamos a despreciar que The Matrix nos hizo pensar sobre la naturaleza de la sociedad y el cuestionamiento de lo que damos por sentado solo porque la realidad no es una simulación corriendo en una computadora (O SI LO ES!? DUN DUN DUNNN!).


Y por qué se usa este elemento tan “controversial” aqui? es básicamente usado para indicarnos que tan poderosa se va volviendo, además tiene toda la lógica dentro de la realidad (ficticia) del film, una vez escuchamos la charla que da el personaje de Morgan Freeman a un salón de clase (y mediante la cual nos explica a nosotros como funciona este mundo) el que Lucy pueda mandar a todo el mundo a volar, ver el flujo de datos, viajar por el tiempo y todos esos demás truquitos cobran perfecto sentido (de nuevo, sentido dentro de la lógica del film). Sin embargo, las críticas a este aspecto del film se volvieron tan prevalentes que incluso sirvieron para parodiarlo en los afiches de la próxima película de Dumb and Dumberer (una película que probablemente si sea tontísima).



Es en verdad una lástima que hayan personas que decidieron dejar pasar LUCY o despreciarla por completo porque creían que con un planteamiento como ese entonces el film tenía una agenda anti-intelectual o algo así, pero nada más alejado de la realidad, ya que en realidad este es uno de los films más pro-ciencia que he visto últimamente. Claro, eso no lo hace precisamente “bueno”, pero sí lo hace más interesante que la mayoría de películas de acción sin sentido que se estrenan a montones, ya que el mensaje principal que quiere transmitir es que el conocimiento es el fin último de la vida humana, y como tal, la protagonista busca dejar en buenas manos el conocimiento que ha adquirido a medida que adquiere más control de su propio cerebro.
Y es que hubiera sido muy sencillo para Luc Besson convertir este concepto en una de esas películas en que muestran como una persona enloquece debido al conocimiento y poder que adquiere y terminarla mostrando cómo “Hay cosas con las que los humanos no debemos meternos” o “tanto poder solo puede traer destrucción”, algo que odio, pero se fue por la ruta contraria, incluso hay un momento en que un personaje le dice a Lucy que ”Este conocimiento puede crear caos”, a lo que ella responde ”Solo la ignorancia trae caos, no el conocimiento”. Se puede decir más duro, pero no más claro.

Estos elementos son complementados con las referencias que LUCY tiene con un gran clásico de la ciencia ficción: 2001: An Space Odysee del gran Stanley Kubrick. Ambos comienzan similar, mostrando a los homínidos que eventualmente evolucionarían en la raza humana, en este caso la australopiteco Lucy. Así como en ese film el misterioso monolito negro parece ser responsable que los homínidos adquieran la inteligencia que eventualmente los llevaría a dominar la tierra, Lucy (la protagonista) viaja atrás en el tiempo y se encuentra cara a cara con Lucy (la australopiteco) a quien toca, tal vez pasando su conocimiento a la humanidad, tal vez incluso creándola. Lucy está vestida de negro en esta escena, tal vez en referencia a ella misma como el monolito de 2001? no sé, por qué no?



Algunos incluso me han comentado que habían visto a la misma infame memoria USB del final como una referencia a ese monolito, y ese viaje de Lucy por toda la historia de la tierra al final, también es una referencia al surrealista final de 2001.


Peeeeeeeero... la verdad es que a pesar de todos estos interesantes temas y referencias, LUCY es una película muy irregular. Como dije en un principio, es demasiado incoherente y la historia de esta chica es interrumpida por una secuencia de “persecución” (si vieron el film saben porque la entrecomillo) que es muy emocionante, muy bien hecha y todo, pero no tiene sentido, era innecesaria y no solo no aporta nada a la trama sino que la interrumpe, lo mismo ocurre con un ataque de la mafia Coreana a una universidad durante el clímax de la película, el cuál solo se puede explicar como una excesiva estupidez por parte de su líder (líder que Lucy bien pudo haber asesinado mucho antes en la película y que no hizo por razones que nunca quedan claras, después de todo, mató sin problemas a sus guardaespaldas, que le impedía acabar de una vez con la amenaza mayor?) y el que Lucy vaya perdiendo sus sentimientos y personalidad a lo largo del film, volviéndola cada vez más robótica tampoco sienta bien en el desarrollo, y por si fuera poco... saben que? mejor paro, hay suficientes elementos problemáticos aquí y es verdad, todos estos “hieren” la historia principal del film, pero a la vez lo hacen emocionante, sexy, rápido, lleno de acción y color; Este es un film Euro-trash después de todo, y no, no quiero usar eso como excusa, pero es que es lo que es.

Ustedes han visto como muchas veces alguien quiere justificar el disfrutar una película realmente mala (como Transformers o Man of Steel) diciendo que “hay que apagar el cerebro” para verla? odio esa excusa, pero siguiendo esa lógica, se puede decir que durante LUCY hay que apagar y encender el cerebro, apagarlo y encenderlo una y otra vez, constantemente.