miércoles, 12 de octubre de 2011

Beyond Good and Evil... y Colombia


Este es Hillys, un hermoso planeta habitado por humanos y animales racionales.


Este es Colombia, un hermoso país habitado por 46 millones de personas.


Este es un DomZ. Los DomZ son una raza alienígena extraña que ataca a los habitantes de Hillys y tiene a su población sumida en el miedo.


Estos son miembros de un grupo terrorista. En Colombia hay gran cantidad de grupos armados ilegales: Guerrilleros, Paramilitares, Grupos Narcotraficantes y bandas criminales. Todos ellos tienen a la población Colombiana sumida en el miedo.


Este es un miembro de la Sección Alpha, una sección especial del ejército de Hillys que se encarga de batallar a los DomZ. Sin embargo, muchos habitantes del planeta sospechan de las verdaderas intenciones de esta sección. La red Iris, un grupo de periodistas y rebeldes, comenzaron a investigar a la Sección y se dieron cuenta que no solo estaban aliados con los DomZ sino que estaban detrás de la desaparición de varios habitantes de Hillys.


Estos son miembros del Ejército Colombiano, encargado de batallar todos los grupos ilegales de Colombia. Sin embargo, aunque la mayor parte del ejercito en verdad lucha por proteger a los civiles, muchos habitantes del país desconfían de las verdaderas intenciones de muchos de sus miembros. Grupos de periodistas, ONG y hasta sectores del mismo gobierno investigaron y se dieron cuenta que muchos militares no solamente estaban aliados con paramilitares y narcotraficantes sino que incluso estaban involucrados en muchos casos de asesinatos y masacres ordenados por estos grupos.


Esta es Jade (la protagonista del juego), una joven fotógrafa a cargo de un orfanato. Se unió a la red Iris como periodista investigativa. Sus fotos (que nosotros tomamos durante el juego) revelaron al público la verdadera naturaleza de la Sección Alfa y su alianza con los DomZ. En retaliación, secuestraron a su tío y a los huérfanos con los que vivía y quemaron su hogar.


En Colombia, ha habido muchos como Jade… tristemente la mayoría han sido asesinados, o algún miembro de su familia lo ha sido, o han debido huir al exterior para salvar sus vidas o las de aquellos a los que aman.


Hillys y Jade pertenecen al videojuego Beyond Good and Evil. Al final del juego uno logra rescatar a todos los secuestrados, exponer toda la verdad sobre los DomZ y acabar con la sección Alfa. Colombia pertenece a la vida real, y aunque altos mandos militares han sido retirados de su cargo y muchos otros militares han sido encarcelados o están bajo investigación, no hay duda que las fuerzas militares aún tienen muchísimas manzanas podridas dispuestos a servir a cualquier criminal con tal de recibir dinero a cambio… y el final de este “juego” que ha cobrado cientos de vidas, aun se ve demasiado lejos.

5 comentarios:

Kevin Zapata dijo...

Hombre, grandisimo, al grano, directo, una comparación muy buena. Había jugado Beyond Good & Evil y nunca se me había ocurrido hacer la analogía... resulta dolorosa la reflexión al final eso si...

Lunatika dijo...

Los grandes juegos aportan a la vida y sirven para hacer reflexiones de este tipo.. Oh si!

Anónimo dijo...

este es el mejor articulo tuyo que he leido

shura dijo...

genial comparacion , alstima que en la vida real las cosas no se solucionen tan facil como en los videojuegos

Kim dijo...

como dijo un misionero Español que reside en Uganda "los motivos por los que empiezan los conflictos acaban pero las guerras continúan" esta es la guerra sin fin,y si de algo podemos estar seguros es que la solución no llegara por la vía militar por que los intereses económicos son su principal incentivo. habría que atacar las verdaderas causas del conflicto pero eso es una utopía.