jueves, 13 de diciembre de 2012

Queremos la audiencia de Call of Duty: La "controversial" carátula de Bioshock: Infinite

Bioshock: Infinite, a pesar de sus retrasos, de los supuestos inconvenientes que ha encontrado en su producción, de los desarrolladores claves que han dejado su puesto, sigue siendo uno de los juegos más esperados actualmente por los videojugadores más hardcore, sobre todo aquellos que disfrutamos de la saga no solo por su estilo de juego con un mundo mucho más abierto de lo que estamos acostumbrados (que recuerda más a los laberínticos pasillos de Doom que a las secuencias en línea recta de los shooters militares actuales) o por su genial ambientación en una distopía submarina, sino también por el interesante trasfondo filosófico que podemos encontrar en su trama, y esta entrega no sería la excepción, ya que según los previews que hemos visto, nuestra aventura en la ciudad flotante Columbia no va a acobardarse para tratar temas complicados como el racismo y la religión en un escenario muy colorido, brillante e inspirado en el estilo Steampunk.


Por eso, con un planteamiento tan interesante, arte tan vistoso y un diseño de enemigos tan especial, a muchos les resultó absurdo que la portada oficial del juego, revelada la semana anterior, fuera esta:


Es decepcionante. No estoy diciendo Booker, el protagonista, no sea un buen protagonista o no sea interesante, pero es que la imagen del “chico protagonista con una sonrisa pícara y un arma en la mano” es demasiado genérica. Es una imagen que fácilmente podría pertenecer a un Call of Duty, Battlefield, o uno de esos tantos clónicos que invaden el mercado, y la reacción en foros y redes sociales fue increíblemente negativa, con muchos fanáticos expresando su descontento al ver como la imagen de su ansiado juego no hacia nada para distinguirse entre las demas, muchos otros bromeando e ironizando al respecto mostrando como se veia Booker de cómodo en otros juegos y unos mucho más radicales destilando odio, jurando no comprar al juego, cancelando sus pre-órdenes o incluso llegando al extremo de convocar a un boycott contra él.

Entonces, porqué un juego con un estilo artístico tan fuerte e interesante recurriría a una imagen así? (dejando claro que las portadas de los anteriores Bioshock tampoco es que sean la gran cosa), Ken Levine nos lo explica en la siguiente entrevista con Destructoid:


Por si les da pereza verlo (o lo vieron pero no entendieron porque no saben inglés) les resumo: El señor Levine dice que pese a la gran fanaticada que tiene su saga. La gran mayoría de videojugadores, es decir, aquellos que no ven más allá de Call of Duty, Halo y Madden (o FIFA o PES, para hacer una referencia local) es decir, los “frat boys”, los “brodudes” o otros, que solo tienen una Xbox con Kinect para jugar juegos casuales, no reconocen la marca ni han oído hablar de ella. (claro, no mantienen pegado de Internet como nosotros, pero aún así, uno creería que esta saga es más conocida que eso). Según èl, si quieren ganar dinero, tienen que llegar a la mayor cantidad de público posible, y por eso se decidió que la portada del juego “fuera similar” a la de juegos que son exitosos para estas demografías en un intento de capturar su atención.

OK, lo de tratar de llegar a la mayor audiencia posible está muy bien. Es bueno que un juego bueno venda para que sigan haciendo mas juegos bueno. Entiendo el punto de Levine, pero... es esta la forma de hacerlo? Porque, por más alejados que estén esos públicos de la cultura de los foros y las noticias de videojuegos, me cuesta creer que alguien se gaste $60 dólares en un producto guiado solamente por su cubierta o en menor medida Que no lo compre porque la portada no le gusta, y aunque así fuera es muy claro que Bioshock: Infinite no se acerca siquiera al estilo de los “juegos para bros”, ya que ni siquiera tiene modo Multijugador!

Asi que no, no creo que esta movida de la portada les vaya a reportar mejores ventas. Si el juego en realidad vende muy bien, como es seguro que pase, es por el prestigio de la marca, por lo bien que lucen los trailers y lo mucho que promete el planteamiento.

Afortunadamente, los desarrolladores se han dado cuenta del descontento generalizado al respecto y tomaron la decisión de hacer la cubierta del juego reversible, es decir, que una vez lo tengamos, podemos voltear la portada para tener otra imagen, y para asegurarse de que esta imagen si sea del gusto de los fans, ha creado una encuesta para que nosotros mismos la elijamos (no olviden votar, ojalá por la #6 que es la que más me gusta). Y si la que gana no es la que a ustedes les gusta, no hay problema, pues también han prometido que todas ellas y muchas más estarán disponibles en el sitio web para ser descargadas e impresas para reemplazar la cubierta original.

Esta bien, aplaudo la decisión de Irrational Games de tomar acciones al respecto. Pequeñas, pero lo suficiente para satisfacer a la comunidad, en lugar de decir ”No importa, lo van a comprar de todos modos”, pero aún así me queda un muy mal sabor da boca saber que la imagen principal que representará este juego, que va a aparecer en todas las publicaciones y que aparecerá cada vez que alguien busque información sobre el juego en Internet va a ser la de un génerico “protagonista con una sonrisa pícara y un arma en la mano” simplemente porque los desarrolladores creén que, por una imagen así, se van a ganar la audiencia de Call of Duty.

Mientras tanto, Naughty Dog, los desarrolladores del juego para PS3 The Last of Us, revelaron que estaban siendo presionados para modificar la imagen de la portada de modo que Ellie, la adolescente co-protagonista de la aventura no quedara en la parte frontal de ella, sin embargo ellos se negaron.



Cuál es el razonamiento detrás de esto? Es en realidad posible que alguien no compre un juego porque no tiene a un hombre macho y solitario en la portada? O es que simplemente yo no entiendo este negocio.


 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Pues vaya tela, menudo problema pero le doy la derecha al señor Levine, soy diseñador y especialista en mercados y es real la manera la cual las personas eligen sus videojuegos.
Venga trae una escopeta, su ropa esta desgatada, su cuerpo lastimado, y al fondo fuego y explosiones que mejor manera de capturar al videojugador promedio.