lunes, 28 de marzo de 2016

[GamerFocus] Batman vs Superman: El Origen de la Justicia – Análisis a fondo


Hay muchas rivalidades grandiosas en la historia de la ficción: Gokú contra Vegeta, El Doctor contra El Amo, Merlín contra Mab, Kyo Kusanagi contra Iori Yagami… pero ¿Batman contra Superman? Eso es extraño. En el canon de los comics ellos son antes que nada amigos, muy buenos amigos. Cierto, ambos son muy diferentes y no tienen los mismos métodos para hacer justicia, pero si llegan de verdad a enfrentarse suele ser porque uno de los dos está bajo control mental o porque es una historia “alterna” situada en otro universo o continuidad. Como dije, ellos son muy buenos amigos.

Y aún así existe una obsesión entre buena parte de los aficionados por verlos enfrentarse y suelen usar a uno como contraste del otro en una dicotomía tipo luz y oscuridad, sol y luna, día y noche que a la larga no tiene mucho sentido narrativo; después de todo ambos están en el mismo lado y, mire por donde se mire, Superman es muchísimo más poderoso que Batman. Usar el tan repetido tema de que “con suficiente tiempo de preparación Batman puede derrotar a quien sea” para equilibrar en el campo de batalla resulta mucho menos interesante que verlo, por ejemplo, tratar de sobrevivir repentinamente los ataques de un hombre de acero controlado por un villano, que es exactamente lo que ocurre en “Hush”, un arco argumental de los comics de Batman en el que ocurre el único enfrentamiento que vale la pena entre estos personajes.

Y sí, cuando digo el único también estoy incluyendo la película sobre la que les voy a hablar y que es en parte resultado de esa obsesión que comenté. Este es un enfrentamiento que considero que no vale la pena ver.






.

1 comentario:

Anónimo dijo...

el tema de las balas me parece está orientado a darle minutos en pantalla a Louis Lane y sería. en ese sentido, mucho de lo que aparece en la película tiene como función mostrar o desarrollar a los personajes (como las innecesarias secuencias de kent discutiendo con perry White para hacer avanzar el antagonismo con batman) pero de un modo burdo y donde todo se vuelve demasiado utilitario. nota aparte sobre lo nefasto que cada película de estas sagas sea además una promoción encubierta (o en realidad para nada encubierta) de las otras películas de la franquicia, en este caso la de Wonder Woman, la de Batman y claro, las de Justice League. Andres.