jueves, 16 de febrero de 2012

Ricardo Espinosa

Ricardo “Richie” Espinosa murió en la mañana del 2 de Febrero de 2012 en la clínica Reina Sofía de Bogotá. Si uno se pone a investigarlo por Internet (lo cual es difícil, pues comparte nombre con un fallecido cantante de Punk Argentino) tal vez logré aprender que él era un economista que trabajo como asesor para varios gobiernos colombianos… lo que tal vez le cueste un poco mas encontrar sobre el, es que era probablemente uno de los frikis mas importantes de Colombia.



Gran fanático de comics que llego a contar con más de 5.300 de ellos en su colección personal, fundador del club del comic “Corto Maltese” y co-fundador junto con su esposa Diana Uribe de la Casa de la Historia en Bogotá. En 2009 demostró su fanatismo y conocimiento de Batman en el salón del ocio y la fantasía de Bogotá (SOFA), y según leo en El Batiblog de Tito, estaba promoviendo una reforma a la ley del libro para que el comic fuera considerado “arte, cultura y literatura”. Alguna vez se han preguntado porque el comic que llega legalmente a nuestro país es tan caro? La razón es que se dejo fuera de la ley del libro, y ahora un tomo de 30 páginas no baja de 30.000 pesos… (Sería bueno que ahora el Congreso le rindiera un homenaje adoptando esa reforma), además, eso ayudaría a su difusión en el país.

Porqué apenas lo menciono ahora si murió hace mas de dos semanas? Porque apenas me enteré de su muerte el fin de semana pasado gracias al bellísimo homenaje que su esposa, la conocida historiadora Diana Uribe, le hizo en su programa radial “La Historia del Mundo”. TIENEN que escucharlo (y pueden hacerlo aquí), en el, Uribe habla sobre la fascinación de su esposo por esos universos de fantasía que nos hacen a nosotros los frikis lo que somos: El Señor de Los Anillos, La Guerra de Las Galaxias, Tintin, los filmes de vaqueros, las historias de espías desde John LeCarré y James Bond hasta El Super Agente 86.

Hemos perdido a un gran promotor de las artes. Paz en su tumba.



PD: si alguno de ustedes piensa usar los comentarios para criticar a Diana Uribe por alguna imprecisión en su programa. Por favor absténgase. Gracias.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

RENFIELD: Sniff...Sniff...gran post laguna.

Anónimo dijo...

mi sentido pesame a la señora Diana Uribe, por la muerte de su señor esposo yo no la conosco personalmente pero a mi papa y a mi nos gustaba mucho su programa, el suempre lo oia los domingos en la mañana hasta sus ultimos dias de vida y siempre los comentaba y reflexionaba sibre ellos

ESQUI dijo...

Siempre he sido un Profundo admirador de Diana Uribe, me encanta y busco todo lo que me permita escuchar sus enseñanzas, Historia del Mundo ha sido para mi un descubrimiento que llena mi vida de Alegría y conocimiento. Lamento Profundamente su perdida, he imagino que fue un Hombre excepcional aunque no tuve el Placer de conocerlo. Diana te acompaño en tu dolor.
Que en Paz Descanse.

kim dijo...

La verdad me he escuchado el 70% de sus audios y aunque caigo en la tentación de criticarla sin piedad,pienso en que pues a la final me ha brindado muchos conocimientos y que a la final es un ser humano igual que cualquier otro con derecho a equivocarse y de tener una un una forma de pensar propia así no coincida con la mía,igual la sigo admirando. me entristece mucho saber que su esposo haya a muerto y aun mas si era un friki.mi sentido pésame para la gran mujer Diana Uribe.

Anónimo dijo...

Detras de un gran hombre siempre hay una gran mujer...si tu eres enorme Diana Uribe no me alcanzo a imaginar la grandeza de este hombre... te acompaño en tu dolor Domingo Hernando

Skapu dijo...

Me abstengo, de hablar de Diana Uribe. XDDD

Christian dijo...

Me fascina la forma como Diana Uribe nos cuenta la historia real, no la oficial, que se reduce a héroes, políticos, batallas, leyes y fechas. El sábado pasado (15 de abril de 2017) escuché, incompleta, su entrevista en "Mi banda sonora" de Caracol radio, y tanto me gustó que ayer la oí de nuevo completa, con audífonos y en estéreo. Me gusta todo tipo de música, mientras sea más música, melodía y ritmo que ruido. No me ha gustado mucho el rock, pero ayer disfruté muchísimo las canciones preferidas de Diana, y pude conocer y comprender mejor su alma rebelde que no traga entero en nada. ¡Necesitamos muchas Dianas para comprender mejor el mundo y ayudar a nuestra patria!