lunes, 16 de abril de 2012

Los Juegos del Hambre, Libro Vs Película.


"Battle Royale para la generación Twilight”, así fue como me presentaron la saga de Los Juegos del Hambre, lo que generó mi inmediato rechazo, pues aunque soy un firme defensor del primer libro de la saga Twilight como entretenimiento sencillo, el resto la convirtieron en una burla literaria, además, la comparación con la maravillosa película de Kinji Fukasaku (adaptada de la novela de Koushun Takami) me dolió bastante, como se atrevían los gringos a masacrar el concepto de esta obra para adaptarlo a sus “sensibilidades”?
Obviamente estaba cometiendo el error de juzgar una obra sin haberla leído primero, grave error de mi parte. 

 Battle Royale, versiòn gringa

Mi segunda impresión me la lleve con el tráiler de la adaptación cinematográfica… y fue terrible. La película lucia fría y poco memorable. Por qué hacer una adaptación tan barata de una saga tan exitosa? Me pregunté, pero lo olvide rápidamente… sin embargo, a medida que se acercaba el estreno del film, quede impresionado por la cantidad de seguidores que lo esperaba ansiosamente. Sabía que tenía una fanaticada fuerte, pero no tanto! Y luego comenzaron a caer reseñas muy positivas. Ya no podía negarme más, tenía que ver a que se debía tanto alboroto. En realidad un “rip-off Twilightizado” de Battle Royale es merecedor de tantos buenos comentarios? Tenía que verlo con mis propios ojos, así que cogí a una amiga aficionada a la saga y nos fuimos para cine a ver la película… 

Y estuvo bien… 

Y ese era el problema, estuvo simplemente “bien”, no la odié ni la amé, era un film completamente olvidable. Las impresiones que me había dado el tráiler eran correctas, era un trabajo barato que no evocaba los temas que en él se trataban, los efectos CGI parecían de una película de SyFy Channel, los escenarios no eran nada memorables y la muchos momentos resultaban repetitivos. Pero lo peor era que en el desarrollo había temas muy interesantes de opresión, rebelión, lucha de clases y otros temas sociales muy intrigantes, pero no se desarrollan, quedándose en ideas y sugerencias (eso si, las actuaciones fueron bastante buenas).

Especialmente la tuya mi querida come-ardillas

Si bien el film no me desagradó, quise escribir inmediatamente sobre el, quejándome sobre el manejo que se le dio a estos temas… pero sería injusto, no había leído el libro en que estaba basado, estarían esas ideas bien desarrolladas allí? Eran Los Juegos del Hambre realmente una crítica social disfrazada de literatura para adolescentes? Tenía que averiguarlo, así que conseguí prestado el libro y arranque a leerlo de inmediato, interrumpiendo mi lectura de Clash of Kings.

Solo me bastó el primer capítulo del libro para ver de donde venían las comparaciones con Twiligh, y es que ambas son historias contadas en primera persona por una chica adolescente, pero afortunadamente los parecidos acaban ahí (bueno, hay otra cosita, pero dejémosla para mas tarde) pues la historia de Katniss Everdeen se desarrolla en un mundo oscuro y triste en que la situación no podría ser mas deprimente, y adecuado a e ello, puedo describir a la protagonista como una superviviente, una chica… no, una mujer que no se rinde ante nada por proteger su vida y la de su querida hermanita Prim. A ella poco le importa el romance, primero esta Prim y luego ella, y ve el mundo y a los demás en términos de cómo pueden beneficiarlas o como pueden dañarlas. Mientras en el film vemos como durante el entrenamiento y los juegos Katniss parece enamorarse de su compañero (Peeta) a pesar de tener un “novio” (Gale) en casa, formando un raro triángulo amoroso a-la-Twilight (esta era la otra cosita), en el libro vemos que ella no ven en Gale a un “novio”, sino a un compañero de cacería al que estima muchísimo, y su “romance” con Peeta, no es mas que un montaje para ganarse el favoritismo de la audiencia de los juegos y poder sobrevivir.
Esto no significa que sea un personaje frío y calculador sin sentimientos, ciertamente se preocupa por los demás, siente verdadero cariño ante quienes considera merecedores de ello y hará lo que pueda por ellos y una vez iniciados los Juegos del Hambre no tiene ningún interés en tomar la vida de sus rivales, aunque sabe que tiene que hacerlo eventualmente (y lo hace). Katniss es, a diferencia de personajes literarios de fama actual como Bella (una chica completamente dependiente de su pareja) o Lisbeth Salander (una fantasía rebelde ante la sociedad que se jacta de no formar parte de ella) es, de hecho, un buen modelo a seguir, un personaje femenino excelente, como pocos hoy en día.


Panem, el país en que vive esta chica (y que está fundado sobre lo que solía ser Norteamérica), es un muy buen ejemplo de lo que llamamos “distopia futurista”. En el pasado, trece distritos pobres y obreros se rebelaron ante “El Capitolio”, la rica y tecnológicamente superior capital del país, que arraso con la insurrección y, tras la guerra, implemento Los Juegos del Hambre, obligando anualmente dos jóvenes de cada distrito enfrentarse a muerte a los “tributos” de los otros.

El desarrollo de libro no se limita a narrarnos la “aventura” de Katniss en los juegos, sino que constantemente nos recuerda el origen de estos, enfrenta en primer plano la pobreza y necesidades que sufren los habitantes de algunos distritos con la riqueza, exuberancia y decadencia del Capitolio, nos muestra como los Juegos han degenerado en un espectáculo social, un “Reality Show” que promete fama y gloria mientras los espectadores apuestan , comentan y disfrutan de este evento que, no olvidemos por ningún momento, consiste en un grupo de niños obligados a matarse entre ellos.

Si damas y caballeros, Los Juegos del Hambre es una critica a nuestra sociedad, a lo que se esta convirtiendo. Es una mirada a como nos hemos reducido a estar obsesionados con ver cualquier basura en las pantallas y a disfrutar de las comodidades de la vida moderna mientras, en otras partes, en nuestro mismo país, en nuestro mismo municipio, hay cientos de personas muriendo bajo la opresión de gobiernos, de bandas criminales ante la indiferencia del grueso que dice “No es mi problema”, “yo no puedo hacer nada por ellos”. Aparte de perder toda la fuerza del comentario social, la adaptación cinematográfica tambien perdió los momentos de mas violencia y crueldad del libro.

Y aparentemente, la imagen del capitolio se basa en la antigua leyenda de una tal "Lady Gaga"

No puedo esperar a seguir leyendo la saga, que me espera? una nueva insurrección? Katniss convirtiéndose en una líder rebelde? probablemente un romance real? Ya veremos, pero por ahora tengo una cita en Invernalia a la que tampoco quiero faltar.

 

6 comentarios:

Shaoran dijo...

Leyenda de Lady Gaga?? LOOOOOL soy un detractor acerrimo de todo lo tenga q ver con Twilight (vampiros metroisexuales q brillana a la luz del sol??? no jodaaaaaa)asi q no me pareceria maluco vermela...creo q la vere y sacare mis propias conclusiones :3
BTW q podemos hacer por aquellos paises?????

BlackLothos dijo...

En lo personal sí me gustó mucho la película, pero es verdad que sólo queda como entretenimiento con buenas actuaciones. Como trasfondo el libro es el que pega.

Punto aparte, me desesperan esas comparaciones con twilight, no por que sea bueno o malo, sino por que no tienen nada que ver. Es como decir que twilight se parece a Harry Potter por que la protagonizan jovenes y es leido por niños, adolescentes y adultos.

Lo que si aplaudo de la versión filmica, es que aunque si diluyen las escenas de violencia, tampoco está tan tapada como lo hacen por lo general en el cine gringo con "presupuesto" para no herir suseptibilidades.

Yo nomas quiero que empieze le prox mes, para comprarle el tomo 2, y si sigue así la cosa el 3 tamb XD

Arsenio Lupin dijo...

Jajajaja ...definitivamente mejor volver a Invernalia y ver como se gesta la guerra más lla del muro

Anónimo dijo...

RENFIELD:

Yo adoro los juegos del hambre, pero...¿dejar cortado CHOQUE DE REYES?, por dios, que los 7 te castiguen en compañia con Melissandre...

Skapu dijo...

Si quiere le cuento el final.

PD. Me encantó la saga.

manipulador de alimentos dijo...

Lo que parecía una idea de lo más cutre, a pesar del éxito de la serie de novelas, se ha convertido en 'Los Juegos del Hambre' en una película entretenida y a ratos apasionante (Jeniffer Lawrence está espléndida). Todo una sorpresa. No esperes una obra maestra, ¿quién las espera hoy?, pero si dejas atrás los prejuicios, podrás disfrutar de un buen rato de cine. Un saludo!!!