miércoles, 6 de junio de 2012

En homenaje a Ray Bradbury: Aqui tienen Fahrenheit 451

“Dale a la gente concursos que puedan ganar recordando la letra de la canción mas popular, los nombres de las capitales de los estados o cuánto maíz se cultivó en Iowa el año pasado, llénalos de datos incombustibles, ahógalos con tantos “hechos” como puedas para que se sientan llenos, pero bien informados, asi sentirán que piensan, que se mueven sin moverse, y serán felices porque esos “hechos” no cambian. No les des temas resbalosos como la filosofía o la sociología, allí yace la melancolía”.


Aun recuerdo el momento en que terminé de leer esta frase, me dejó conmovido, con los ojos aguados, impactado y un poco molesto. Esta frase pertenece a Fahrenheit 451, mi libro favorito, uno de los que me ha convertido en la persona que soy hoy, y cuyo autor, Ray Bradbury, murió anoche a los 91 años de edad.
Probablemente en este momento ya hay cientos, sino miles de sitios haciendo homenaje al autor, recordando su vida y obra, y el lo merece, pero por eso mismo no haré lo mismo aqui, sino que mas bien les presentaré el libro que amo y del que pude disfrutar gracias a el.


Guy Montag es un “bombero”, pero no apaga el fuego, pues en su mundo, los bomberos estan a cargo de destruir mediante el fuego. Los libros están prohibidos, y aquellos como Montag se encargan de que de ellos solo queden cenizas.

Pero en este futuro distópico la literatura y la palabra escrita no están prohibidas a causa de la censura, sino a causa de la indiferencia. Bradbury nos presenta un mundo al que temo mucho, en que (en ese entonces) la televisión y el entretenimiento superficial han terminado por desplazar el interés de las mayorías en la literatura, en el que a esta misma le tocó “estupidizarse” para intentar sobrevivir y fue perdiendo relevancia hasta que aquellos que aún poseían libros comenzaron a ser calificados como “Diferentes”, “Extraños” y finalmente “Peligrosos”.

Montag, cansado de ver a los que lo rodean sumergirse en la banalidad y autodestrucción, comienza a dudar de su oficio. Hace ya algún tiempo que se pregunta: Qué hace que algunas personas arriesguen todo, incluso su vida, por guardar unas páginas con tinta en sus hogares? Montag ha estado salvando libros, escondíendolos de sus superiores y leyéndolos en secreto, tratando de comprenderlos, poniendo ahora en riesgo su trabajo, su esposa y su vida.

"Debe haber algo en los libros, cosas que no podemos imaginar, como para hacer que una mujer se quede en una casa en llamas. Debe haber algo alli, Tu no que quedarias por nada"

La visión de Bradbury afortunadamente no se hizo realidad, o por lo menos no se ha hecho realidad. Los libros gozan de buena salud, la literatura “estupida” convive con las grandes obras “inteligentes”, cada día mas y mas libros son considerados “Best Sellers” e incluso han surgido nuevas formas electrónicas para leerlos, no, los libros no van a ser prohibidos.

Sin embargo, no todo lo que se se nos cuenta en Fahrenheit 451 esta tan alejado de la realidad. Cada vez son más los que consideran que leer es algo “aburrido”, “para nerds” o que prefieren “Esperar a ver la película”. Muchos conocidos, incluso algunos a quienes considero mis amigos, han manifestado su “pereza” a leer. Esto, sumado al facilismo que invade nuestra cultura y la ola de anti-intelectualismo que invade a Estados Unidos y algunos países Islámicos (para las cuales las únicas lecturas aceptables son las de sus “Libros Sagrados”) hacen recordar a muchos las épocas de las quemas de libros de antaño, cuando sus contenidos “ofendian” a los mandatarios o religiones de turno. Incluso en Colombia tuvimos un intento de una quema no hace demasiado tiempo de la mano de nuestro ahora “querido” Procurador Ordoñez. Así, mientras en el mundo de Fahrenheit una guerra amenaza con acabar con todo, las personas se preocupan más por tener el último sistema de televisión en sus hogares (que incluso comprende varias paredes) que por las razones de la guerra o la política, en el nuestro se encuentran actitudes muy similares.

Quiero que ustedes lean Farenheit 451, que lo analicen, que lo amen o lo odien, pero que los haga pensar, y ya que El buen señor Bradbury ya no está cojn nosotros y no se va a benficiar de las ventas, aqui lo tienen para que lo descarguen.

Hosted by ddooss.org


PD: Puede ser considerado irrespetuoso tomando el cuenta que el hombre acaba de morir, pero no puedo evitar compartirles este video. Ahora me iré al infierno.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

RENFIELD:

Yo me quedo con CRONICAS MARCIANAS, que es un libro cuasi-perfecto...y no creo q se enoje, ¿quien lo haria?, la niña es preciosa...

DarkChronos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
DarkChronos dijo...

Indudablemente Fahrenheit 451 es de lo mejor que hay, aunque personalmente siempre me gusto la visión marciana de Ray, CRONICAS MARCIANAS...

http://www.facebook.com/photo.php?fbid=10151005467690049&set=o.196326247062155&type

Mono dijo...

Gracias por dejar el libro! un abrazo

Shaoran dijo...

sip lo mas seguro es q te vayas para el infierno xD (y ya te toco prestarme el libro :p)