lunes, 3 de diciembre de 2012

Volver a jugar...

Hace poco, en una charla con un amigo, comentábamos lo complicado que se esta volviendo estar al día con los calendarios de lanzamiento de videojuegos. Pareciera que cada semana sale al mercado un título AAA de esos que Hay que jugar obligatoriamente en un momento en que aún tenemos pendientes por terminar los juegos que hemos venido consiguiendo desde hace varios meses, algunos tal vez desde hace años (hey! miren! tengo Dead Rising), incluso en viejas consolas (cuando es que voy a sacar tiempo para terminar Shadow Hearts de PS2 o Parasite Eve 2 del PSX?); y si además le sumamos el tiempo que dedicamos a otras aficiones (literatura, comics, cine), el tiempo dedicado a trabajar o estudiar, a nuestras parejas o incluso a dormir... simplemente no tenemos tiempo y de repente ya está aquí el fin de año, diciendo que Dishonored o Assasin’s Creed 3 son firmes candidatos a ser el “Juego del año” mientras nos preguntamos? que carajo? hace cinco minutos era Agosto!

Y con el final de año vienen estos... "señores" Los vere no mas para avergonzarme otra vez

Pero entre tantos juegos que tenemos pendientes por jugar, noto que hoy en día la gente se preocupa cada vez menos por algo que en “los viejos tiempos” era casi una regla con cada juego que teníamos: volverlos a jugar.

Cuantas veces me pasé los Super Mario Bros de NES? TMNT II? los Megaman de esa misma consola? incontables, sin embargo, es verdad que muchos de ellos estaban diseñados para pasarse en una sola jugada, pero no tenían muchos incentivos y recompensas para que los repitiéramos, y aún así, yo lo hacía gustoso.
Mi hermanita ya no quiere jugarlo conmigo ;_;

Entonces saltemos al Super Nintendo. En esta época ya existían juegos más largos y RPG mucho más complejos... y aún así recuerdo al detalle los niveles de la saga Donkey Kong Country, Super Mario World, Yoshi’s Island, y muchos, muchísimos juegos más. Incluso RPG como Final Fantasy VI, Chrono Trigger, The Legend of Zelda: A Link to The Past y Super Mario RPG fueron terminados varias veces.
Claro que en esta época ya los juegos tenían suficientes elementos como para que nos empeñáramos en “pasarlos al 100%”, a veces nos recompensaban con nuevos niveles o items por pasarlos una y otra vez, en el caso de Chrono Trigger incluso con diferentes finales, en otras ocasiones era simplemente por el gusto y el reto, como cuando me pasé varias veces Aladdin intentando tomar todas las gemas rojas, o agregando dificultad artificialmente como cuando intenté (fallidamente) pasarme Super Metroid sin tomar tanques de energía o pasarme MegaMan 7 en una sola sentada sin perder vidas (casi, casi pero no).

Porque hacía esto? la principal razón que he escuchado es que en esas épocas, mi generación dependía totalmente de sus padres y regalos para obtener videojuegos, por lo cual eran lo único que teníamos para jugar, y lo hacíamos una y otra vez hasta que nos regalaban uno nuevo.
Pero yo tengo una explicación más sencilla. Los rejugábamos porque nos gustaba, porque realmente nos divertíamos con estos juegos y queríamos revivir la experiencia una y otra vez.

102% y lo volvía a comenzar: Felicidad

A pesar de todos los problemas que ha tenido esta generación de consolas, los jugadores actuales somos tremendamente afortunados; Gracias a la masificación y popularidad que han ganado los videojuegos, tenemos a nuestra disposición montones de juegos de primera calidad en los que los desarrolladores han puesto toda su alma y muchos de los cuales llegan con todo el bombo y platillo. El problema es que los jugamos, algunos los pasamos (de acuerdo a muchas compañías de videojuegos, solo el 40% de las personas que compran un juego lo juegan hasta el final), dedicamos algunas horas al multiplayer si lo tiene, y luego los dejamos abandonados en el cajón.
Como me gustaría dedicarme en este momento a Batman: Arkham City para terminar todos sus acertijos y side quest, volver a frustrarme con Catherine en el más alto nivel de dificultad, conseguir todos los items y combos en Bayonetta, incluso desbloquear todos los logros en algún Call of Duty... pero no, tengo una lista enorme de juegos por pasarme y no me quiero atrasar más.

Fuuuuuuuuuuuuuuck youuuuuuuuuu


Extraño las épocas en que uno de verdad llegaba a “conocer” los juegos; Metal Gear Solid Resident Evil 2 (y 3), los Donkey Kong Country y los Final Fantasy de PSX eran juegos que me sabía de memoria, que dominé al 100% y que podía jugar una y otra vez sin aburrirme. De verdad quisiera tener de nuevo esa sensación que me daba el sentirme parte de esos mundos, el vivir la experiencia completa que pretendían los desarrolladores, pero mientras escribía este artículo, ya están disponibles en las tiendas Call of Duty: Black Ops 2 y Far Cry 3 (además del WiiU y sus juegos de lanzamiento) y todo el mundo me está diciendo que tengo que jugarlos.


P.D: Por si no se han enterado, ya se publicó mi segunda entrega de  "Futuros Clásicos Olvidados" en Korobeiniki. En esta ocasion les presento "Super", de James Gunn  (2010).

8 comentarios:

oz_the_werewolf dijo...

La falta de juegos no es en sí la razón estoy de acuerdo, porque muchos de los juegos que repasamos son de la era PSX cuando ya comprar un juego no era tan complicado; igualmente para NES eran muchos los que dejabamos en el Stage 1 y ni una pasada se ganaban

Mike dijo...

Otro factor importante es que: uno de niño no tenía que hacer anda con su vida!, salía de la escuela y las tareas (si es que uno las hacía) tomaban como una hora. Uno tenía tiempo de sobra. Aún así yo en nes y snes no tuve casi juegos :(

Gabo dijo...

Coincido un poco con lo que dice Mike, aunque también creo que la gran cantidad de juegos que invadió el mercado y la facilidad para conseguirlos de formas alternas (pirateria 100%) hizo que se perdiera ese sentimiento de antaño de jugar una y mil veces el mismo juego. Como bien decís en la entrada, yo también añoro esos días.

Anónimo dijo...

Awww! lo entiendo! hasta esta semana arranque con assassin's creed 2 (ni he tocado resident 6, fifa 13, sleeping dogs...), y veo lo lejos que esta el 3 si pienso en brotherhood y revelations... al menos para entonces ya habran bajado de precio!

Mike dijo...

La situación de "Anónimo" es hasta ventajosa. Jugar tarde los jeugos para que no estén tan caros, a ver si no mantenemos tanto en esta piratería.

shura dijo...

otro factor es que en esas epocas del family y el juego a 30000 en san andresito la unica forma de saber que juego iva a salir era en al revista club nintendo o alguna de esas españolas que vendian bien caras en los puestos de revistas , ahora como casi toda la gente tiene interne en casa uno ve todos los trailers 8 mese santes de que salga el juego..asi cambai mucho la cosa

cuando uno conseguia un cartucho nuevo no sabia si era bueno o maluco , lo unico era la recomendacion de los amigos..y era emocionante probar algo nuevo en la family

kim dijo...

y ademas tiene que jugar hitman absolution ,esta genial y el halo 4 no fue tan bueno como decían, aunque supongo que como fue el primer halo que he jugado no lo aprecie del todo.

P. Vargas dijo...

Concuerdo completamente. Hace unas semanas precisamente decidí tomarme con calma el tema de jugar las nuevas producciones, que ya se había vuelto casi una obsesión por terminar el juego para empezar otro de la lista de pendientes, en lugar de ir disfrutando cada escenario. En este momento estoy clavado nuevamente en Metal Gear Solid Peace Walker, disfrutando la historia y sacando el máximo del juego. Y es que joyas como MGS o Red Dead Redemption (por poner un ejemplo de la actual generación) no merecen un trato a la ligera. Hay que dedicarle tiempo y cariño. La lista se hace cada vez más grande, ¿pero cual es el sentido de jugar solo porque es tarea pendiente? No hay que dejarse acaparar por el movimiento de la industria. Y lo dice alguien cuyo próximo juego en volver a jugar es Alan Wake. ¡Saludos!

pd. Me encantó tu artículo, lo hemos publicado en nuestra lista semanal de blogs recomendados en The Scumm Bar. http://bit.ly/15g7zHc