lunes, 6 de mayo de 2013

Bioshock Infinite: Extremismo blanco protestante anglosajón

A estas alturas de la vida, ya todos los que jugaron Bioshock saben que la ciudad Rapture esta creada en base a la filosofía objetivista de Ayn Rand y que en el juego existen muchas referencias a ello (incluso yo escribí un artículo al respecto). Gracias a esto, la obra de Irrational Games gozó de un trasfondo muy profundo e interesante que ayudó a convertirlo en un clásico moderno.

En Bioshock Infinite, la tercera entrega de la saga, La oscura y destruida ciudad submarina es cambiada por la radiante, colorida y abrumadora Columbia, una ciudad voladora, y al igual que la importancia que tuvo Rapture en el primer juego (realmente es la protagonista del juego), esta ciudad aérea y las políticas detrás de ella tienen un papel estelar en la trama (aunque no necesariamente el principal). Para empezar, Columbia es llamada así en honor a la “Personificación femenina de los Estados Unidos” (algo así como el Tio Sam, pero en mujer), una imagen que se usó mucho en la primera mitad del siglo pasado, y no pasa mucho tiempo antes que nos demos cuenta que dicha urbe flotante vive en base a una religión que es mezcla de Cristianismo con una adoración a los padres fundadores de los Estados Unidos y con una interpretación de la Biblia y la constitución que les permite creer en una versión extrema del “excepcionalismo americano”.


Según la ideología de Columbia, Estados Unidos es era un país diferente a los demás, que por su superioridad moral cuenta con la misión encomendada por Dios de ser faro y guía para el resto del mundo (también creen que el país ha traicionado esta creencia, por lo que ellos se separaron de la unión y se consideran herederos de su destino). Basados en estos mismos pensamientos, creen en la “superioridad racial”, por lo que desprecian a los negros, asiáticos, latinos y hasta a los Irlandeses. Todos los habitantes “no-blancos” de la ciudad están relegados a la servidumbre y forzados a vivir en “los bajos” de la ciudad, lejos de la belleza de la ciudad voladora, lo que ha ocasionado el surgimiento de movimientos insurgentes que amenazan la paz.


Les suena familiar todo esto? es porque esas ideologías aún están presentes en la USA moderna y cada día se hacen más fuertes y con más presencia en los medios. Originalmente, el “excepcionalismo americano” creía que el país no era superior, sino diferente a los demás debido a sus propias características históricas e ideológicas, eventualmente las ideas fueron mutando y llegaron a justificar el “Destino Manifiesto”, que sirvió de excusa divina para la expansión de América, y eventualmente, para justificar su interferencia en política exterior por su deber de promulgar “la libertad y democracia en el mundo”.

La existencia de movimientos políticos gringos como el Tea Party sirvió de sutil inspiración a Kev Levine para crear a Columbia, es más, la existencia de una Columbia “real” no esta lejos de la realidad.

No, no me refiero a una ciudad cuántica flotante (ojalá), sino a un fortín ultra-conservador para esas personas que creen que la administración de Barack Obama está convirtiendo a su querida nación en un fortín socialista arrodillado frente a las demás naciones que pretende destruir la libertad de sus habitantes arrebatándoles las armas de fuego, forzándoles a aceptar un seguro de salud, obligando a las mujeres a abortar y permitiendo que los homosexuales anden sin control por las calles... ajá... (si creen que estoy exagerando sobre las creencias de estas personas, pongan Fox News por media hora y alguien dirá estas mismas palabras, exactamente, creyendolas con terrible seguridad).






La creación de esta lugar es un proyecto iniciado por un grupo de “Patriotas” que buscan ejercer su libertad ”Tal como la imaginaron los padres fundadores” y para protegerse de catástrofes como “un posible colapso económico del país”. Aunque aclaran que no se discriminará a nadie racialmente, si deja muy claro que ”los liberales y comunistas van a encontrar que la vida en esa comunidad es incompatible con su ideología y estilo de vida”, y sobre la religión de sus posibles habitantes son ambiguos al declarar que sus ideales no tienen nada que ver con religión, pero que “Se limitara el número de lugares de culto dentro de los muros de la ciudad” (esto me suena a que probablemente no vayan a dejar construir una mezquita). Además, en enfoque en la libertad de usar armas de fuego es impresionante. No solo van a construir en Idaho, uno de los estados con mayor permisividad para el porte, sino que literalmente el centro del lugar es un museo de armas de fuego y además tendrá una fabrica de armas de fuego. Oh dios.


Experimentos como este no son únicos en el mundo. No es inusual que grupos de cierta mentalidad, etnia o religión se agrupen en barrios o incluso ciudades, pero sí lo es que pretendan cerrar estas con muros y torres de defensa. Además, estas “comunidades religiosas” en los Estados Unidos han terminado muy mal en ocasiones, como ese barrio católico creado por el fundador de Domino’s Pizza en Miami que comenzó a matonear a aquellos que disintieran. Me pregunto cuánto tardará esta ciudad en salir volando si algún día se logran poner restricciones al porte de armas de fuego. Solo esperemos que no logren conseguirse a algún científico especializado en física cuántica.


En Bioshock Infinite es difícil clasificar a los seguidores de Comstock. Mientras algunos de los que conocemos son verdaderos fanáticos religiosos que le siguen ciegamente, otros como Fink, o inicialmente Rosalind, no están nada interesados en temas espirituales y le acompañan por los beneficios económicos, mientras que la mayoría de habitantes de Columbia muestran una hipocresía increíble ya que mientras declaran seguir las enseñanzas de profeta, una chica habla sin preocupación sobre cómo va a tener que abortar para que sus padres no se enojen con ella por quedar en embarazo, otro grupo de chicos alardean sobre quién es más promiscuo y una mujer se muestra horrorizada porque un hombre asiático se le acercó y le habló “como si fuera igual a ella”. Estas actitudes no difieren mucho de lo que se ve día a día, no hace mucho vi en Fox News una comentarista que se horrorizaba ante cualquier intento del gobierno de regular la venta de armas de fuego, calificándolo de un ataque contra la constitución, y pocos minutos después, la misma persona, hablando sobre la esposa de uno de los culpables de la bomba de la maratón en Boston, decía que así no supiera nada sobre lo que hizo su marido, debería estar en la cárcel solo porque usaba una hijab (velo islámico), aparentemente ignorante de que la misma constitución que tanto quiere también asegura la libertad de culto.



Si, hay gente así, y no solo en Estados Unidos, sino en todo el mundo. Gente que usa una ideología, una religión, una constitución, incluso una raza, para pasar por encima de los demás, para justificar los actos más terribles, Pero este videojuego no esta diciendo que el Cristianismo sea malo, o que el Nacionalismo lo sea, pues verán, a pesar de la prevalencia de estos elementos al comienzo del juego, el centro temático de este son las elecciones que tomamos los seres humanos, un tema que es aprovechado al máximo gracias a que va de la mano con el tratamiento que le da a la física cuántica y la existencia de otros mundos... pero ese es material para otro artículo.

Saben que, mejor olviden todo esto y disfruten el juego, no me gustó tanto como el primer Bioshock, pero es una maravilla.

2 comentarios:

Kim dijo...

Ya lo jugue,fue una grata sorpresa ver que no era una copia de los anteriores Bioshock, historia muy interesante,lo disfrute mucho.
y como no me aguanto las ganas de criticarlo pues allá voy, usted no pierde oportunidad para seguir defendiendo al indefendible, injustificable y desastroso mandato del moreno que no tiene nada que envidiarle a Bush, que haya un puñado considerable de tontos opositores extremistas no quiere decir que su gobierna haya hecho las cosas bien. opositores tontos y extremistas hay en todo el mundo y cuando sirven a los interés gringos el moreno les regala armas lo cual ya es bastante contradictorio regular las armas en su país y regalárselas a extremistas combatientes al otro lado del mundo.
la política exterior de este gobierno demócrata sigue siendo igual de sanguinaria(solo que mas disimulada) y mas costosa, aumento el gasto militar y redujo el gasto social,su política económica es insostenible ha gastado mas dinero que sus antecesores juntos.

Laguna deja de defender al Moreno, criticarlo no te volver un republicano,cristiano y creacionista.

Muy recomendable el juego.



Juan Manuel dijo...

Genial el articulo, es la primera vez que paso por este blog y llegue por medio de un articulo de Megaman X sobre el DR.Willy xD.