viernes, 17 de mayo de 2013

El problema con El Mandarín

ESTE ARTÍCULO CONTIENE SPOILERS DE IRON MAN 3
y despues no digan que no le avisamos

No iba a escribir este artículo, pensé que ya todo el mundo había dejado de hablar de Iron-Man 3, ya voces más expertas se pronunciaron sobre el tema, a veces con argumentos similares a los míos y, honestamente, pensé que ya no importaba... pero me equivoqué, la gente se sigue quejando respecto al giro en la trama respecto al Mandarín en esa película, tanto que (inevitablemente, debería decir) Hitler también se está quejando sobre ello:


Antes que nada, recordemos que en los comics, y como ya les comenté en un artículo anterior, El Mandarín es un descendiente de una acaudalada familia China, ahora en la ruina, que encuentra accidentalmente los restos de una nave espacial del planeta Maklon IV y de su piloto, un alienígena con forma de dragón. Allí aprende a controlar esta tecnología extraterrestre y especialmente, los 10 anillos que formaban parte del sistema de energía de la nave, lo que le dió un inmenso poder, el cual sumado a su conocimiento de las artes místicas Chinas, artes marciales y magia, usaría para, como todo villano, tratar de conquistar el mundo.


Claro que, desde el primer trailer de Iron Man 3, quedaba claro que este personaje había sido reimaginado para la película. Aunque películas como Thor y The Avengers habían abierto campo para la magia y la existencia de extraterrestres dentro del universo fílmico de Marvel, quedaba claro que el Mandarín no se iba a parecer al de los comics, y aunque si portaba 10 anillos, su apariencia resultaba una mezcla extraña de la cultura china y la del Islamismo de medio oriente, adecuada para su papel de líder de una secta terrorista (e interpretado por Ben Kingsley, actor que Hollywood siempre usa para representar a alguien de “País de Asia central no especificado”, pero que Chino, ciertamente NO es ni parece). No oí ni leí ninguna queja al respecto, aparentemente los fans estaban tan emocionados por ver al Mandarín en la pantalla grande que no se dieron cuenta que este no tenía nada que ver con el que conocían de los comics.


Por eso me asombra que, tras ver la película, ha surgido un ejército de “fans indignados” porque el Mandarín, en realidad, no existiera. Verán, por si no han visto la película (y aún así están leyendo esto!? vayan a verla! que esperan? es MUY buena!), allí resulta que “El Mandarín” es en realidad un actor contratado por el verdadero villano de la película con el objetivo de crear una guerra que beneficie su nuevo negocio de creación de super-soldados. Aunque eventualmente este mismo verdadero villano resulta portar dos tatuajes de dragón y llamarse a si mismo “Mandarín”, la realidad es que el personaje como tal, no existe.

A mi, personalmente, me encantó este giro en los acontecimientos; No sólo me pareció entretenido por la forma en que se desarrollaba, sino que encaja perfectamente en el mundo que se ha creado alrededor de Tony Starks y Los Vengadores. La historia de las dos anteriores Iron Man y del comic en el que esta se ha basado (Extremis, que les presente aquí mismo) involucra temas de terrorismo, contratación militar y desarrollo de armamento, y aunque no es la primera vez que vemos a un malvado crear un conflicto falso para su beneficio económico (se me viene incluso una película de James Bond a la mente), es la evolución lógica de todo lo visto hasta ahora, y que se resume en la frase “ Desde que el chico grande con el martillo cayó del cielo, la sutileza se extinguió“ y tiene razón, si quería llamar la atención en un mundo post-invasión extraterrestre en Nueva York, el enemigo que estaba creando tenía que ser exagerado, y eso es el Mandarín, una exageración de todos los temores de América: un terrorista al que no pueden encontrar, que les golpea en su centro sin dejar rastro, que no saben de donde viene, que representa el terrorismo islámico, la amenaza china, los ciber-ataques y las paranoias racistas occidentales, algo que un artista marcial inmortal con anillos de poder no necesariamente podía lograr.


No estoy diciendo que el Mandarín, con sus temas de magia y extraterrestres, no hubiera funcionado en la película, podría haber salido muy bien, pero la película resultante esta muy bien sin necesidad de ello; Es la mejor de la trilogía y me atrevería a decir que la mejor de Marvel después de The Avengers, con un equilibrio perfecto entre suspenso, acción (la batalla final se me hizo ÉPICA) y comedia, comedia a la que por cierto el personaje de Trevor Slattery, el “falso mandarín”, aporta muchísimo. Por qué molesta tanto? no es el único universo en que el Mandarín no existe. En los comic "Ultimate" este personaje es creado por el mismo Tony Stark como el villano de la serie de caricaturas de Iron-Man creadas para promocionarse el mismo!


Con esto dicho podemos pasar a discutir lo importante, esta chica jodidamente sexy se llama Ellen Brandt, y tiene una cicatriz en el rostro... eso significa que Man-Thing es parte de este universo también?

si no son frikis de los comics de Marvel, no se molesten en tratar de entender lo que acabo de decir.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

RENFIELD:

Oh,yo odie la película con ganas, desde el niño/genio/ayudante, la explosión de armaduras,el McGuiver sin un peso,etc,etc

Anónimo dijo...

La verdad yo no he visto la movie, pero en lo personal no me molesta para nada lo del mandarin. Si te pones a pensar El Mandarin en si no ha hecho algo muy sobresaliente en los comics. En pocas palabras me gusta la idea de este "concepto" del Mandarin; es como lo de Nolan con Ra`s Al Ghul (pero contrario al Mandarin, Ra`s es un villano mucho mas importante y con mejores historias)

Muñekita Cat dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs de juegos y peliculas, por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a emitacat@gmail.com

besoss!!

DarkChronos dijo...

Pues la película para no estar tan fielmente apegada a los comics, me pareció bien entretenida, se apega muy bien al personaje de Tony Stark que viene desde la primera película.