jueves, 24 de julio de 2014

Volver a jugar Final Fantasy VIII: Las trampas de la nostalgia

Cualquiera que me conozca un poco sabe que amo con locura a Final Fantasy VIII. No solo lo considero mi videojuego favorito, mi preferido de todos los tiempos, sino que es una parte importante de mi vida, una experiencia que ayudó a convertirme en el friki que soy ahora. Si, así de importante es para mi este juego (y tengo un tatuaje del Griever para probarlo).

No, no quiero broncearme, gracias.

Fue mi afición por éste la que por primera vez me hizo entrar a un foro de Internet, la que me llevó a discutir sistemas de juego, narrativa y teorías con otros jugadores y unirme a mi primera comunidad en línea, el juego que inspiró mi apodo y a crear mi primer sitio web (que ya no existe). Tenía 16 años cuando lo jugué por primera vez, ahora tengo 30 años y ha pasado más de una década desde la última vez que puse uno de sus discos en el Playstation, sin embargo, cada vez que recuerdo una de sus escenas, cada que escucho una pieza de su banda sonora o menciono a uno de sus personajes me lleno de emoción.



Ahora mirense ustedes mismos, estoy completamente seguro que ustedes también tienen un juego así, que disfrutaron hace muchos, muchos años sobre el que aún hablan, que aún defienden cuando alguien critica en Internet, que de vez en cuando ponen una imagen de el como fondo de pantalla así hayan pasado, como dije, muchos años desde la última vez que lo jugaron... pero que recuerdan con mucho fervor y pasión. También puede pasar con una película, una serie de televisión, un libro, cualquier cosa.


PERO... a veces la nostalgia, ese anhelo del pasado, nos puede hacer ver las cosas de un modo maravilloso pero cegarnos ante los defectos de esas obras que tanto amamos . Se que Final Fantasy VIII, tiene defectos, muchos en realidad, que hacen que incluso algunas personas lo consideren como uno de los peores de la saga (algo que hace que yo muera un poquito por dentro cada vez que lo leo)... y debo aceptar muchas de las críticas que le hacen: El poder de las invocaciones es exagerado, el sistema de ataques y magias está desbalanceado, el sistema de batallas favorece demasiado el “grindeo”, la historia deja demasiados huecos en su trama y algunos personajes importantes tienen trasfondos muy poco desarrollados... y si, puedo equilibrar esto mencionando la flexibilidad del sistema de enlace de magia, la transformación de objetos, sus muchas side-quests o su fantástico juego de cartas... pero estos fallos existen y no puedo negarlos.


Viene la pregunta entonces, por qué cuando era adolescente no los detecté? es que no me importaban? es que mi sentido crítico no se encontraba tan desarrollado? todo lo demás en el juego era tan bueno que lo ignoré? o simplemente, a lo largo de los años idealizando más y más el juego, simplemente lo malo se fue borrando de mi mente, porque sin duda recuerdo pasar varias horas grindeando y extrayendo magias, pero no recuerdo estar aburrido haciéndolo.

Dos horas extrayendo magias Cura, algún problema?

Por que traigo este tema justo ahora? Porque gracias a la pasada venta de verano de Steam, tengo esto en mi biblioteca.



Estaba ansioso por tener este juego de nuevo! volver a disfrutarlo como lo disfruté hacer años! pero... es eso posible? desde que lo instalé, he tenido toda clase de excusas para evitar jugarlo, y pronto me di cuenta que lo estaba haciendo inconscientemente. Tengo miedo, tengo físico miedo de que el juego no esté a la altura de las expectativas que me he creado para él, y es un juego que conozco a la perfección! como es esto posible?

Estas son las trampas de la nostalgia, nos unimos a la consigna de ”Todo tiempo pasado fué mejor” y usamos las nieblas del tiempo para apoyarla. Sospecho que a estas alturas de la vida a todos les ha pasado, muy probablemente con un videojuego o con una serie de televisión que solía ser la cosa que más amaban cuando eran niños y que recordaban como algo perfecto y divertido, pero tras revisitarle en el presente, observaron con incomodidad como estaba llena de fallos y defectos. Siguiendo esta lógica nunca nada va a ser tan bueno como lo recordamos.

Y si me aburro a la hora de extraer magias para mejorar los atributos de los personajes?

Y si las invocaciones se me hacen largas y aburridas?

Y si las batallas se me hacen repetitivas?

Y si Squall resulta ser un emo insoportable?

Y si NADA ES TAN BUENO COMO LO RECUERDO?


Y SI ESTE JUEGO NO ES ABSOLUTAMENTE PERFECTO!?


Hace poco, en el podcast que hicimos sobre Sailor Moon, mencionábamos como la nostalgia podía afectar muchísimo nuestra percepción sobre algo. Esto me puso a pensar en como todo tiene un público objetivo, hay series, películas, juegos y libros para niños hasta determinada edad, y puedo que una vez mayores los recordemos con cariño, pero ya no podemos disfrutarlos igual, nuestras experiencias a lo largo de los años nos han hecho otro tipo de personas, con diferentes necesidades y responsabilidades, estos ya no son para nosotros, entonces, recuperarlos ahora puede arruinar estas experiencias y recuerdos?

Por otro lado esto no explica porque muchos adultos ahora disfrutan tanto de series para niños como Adventure Time o My Little Pony, mejor no pensemos en eso ahora.

Está de moda decir que algunas de estas obras simplemente “no han envejecido bien” y que por eso ya no es posible disfrutar tanto juegos como Golden Eye como el día en que salieron (según algunos), pero esto es ridículo, el juego no envejece, es exactamente el mismo, los que hemos envejecido y cambiado somos nosotros, que nos hemos acostumbrado a nuevas mecánicas y mejores gráficos, que nos han hecho (de nuevo, algunos no todos) mas caprichosos e impacientes.

Todo tiene su tiempo en esta vida, y tal vez sea bueno dejar esas cosas atrás, quererlas y recordarlas con cariño, pero no tratar de revivir con ellas una magia que ya no funciona.

dicho esto...

click...

6 comentarios:

McCloudKen dijo...

En mi caso, y para variar un poco, es el VII (que original ¬¬) jeje. Tengo muchas ganas de jugarlo de nuevo, el problema es que no sirve la Play. Tal vez por eso tengo esas ganas de revivirlo de nuevo, de escuchar las canciones, de vivir de nuevo las sensaciones. A veces pongo la musica desde Youtube tan solo para sentir nuevamente todo eso.

El asunto es, cuando reparen mi Play y tenga todo listo para jugarlo, ¿será el primero al que juegue o tambien pondre excusas? Al escribir esto, me viene a la mente jugar primero Shadow of the Colossus, asi que, quien sabe... todo puede pasar.

Lotario dijo...

Hace 6 meses lo volví a jugar y la sensación creo que fue mucho mejor incluso a cuando lo pasé por primera vez, y aunque estaba consciente de sus errores, es algo que hace parte de mi vida.
Cosa diferente me ocurrió en otro caso, cuando hace poco me estaba repitiendo los Swat Kats, dibujitos que adoraba cuando niño pero en este caso si no pude soportar ni dos episodios completos.
Puede que sea como con algunas personas, unos son amores pasajeros y otros amores de toda la vida.

Anónimo dijo...

Cobarde Odín y su costumbre de descuartizar enemigos Lv.1 miserables.

Mariel R.a dijo...

Hablando de series que uno recuerda con nostalgia y cariño.. a mi me paso eso con xena... yo amaba esa serie, se todos los errores temporales, un guion muchaa veces fatal y unoa efectos terribles... pero igual la amo... y me da miedo y terror volverla a ver ppr eso mismo... y si ahora la odio... y si no me gusta... y si la considero una basura... ahhhhjhjjjjjjjjhhhhhhhhhhh

SAeNcSA dijo...

Muy buena tu reflexión. Conozco a gente que dice haberse decepcionado al rejugar aquellos juegos que amaban hace años, pero en mi caso no fue así.

A mí me pasó como a ti pero con el FFVII. Lo amé, lo adoré y cambió muchos elementos de mi vida.

Hace un par de años pude rejugarlo en mi PSP y me pregunté lo mismo que te inquieta a tí "¿y si ahora me parece una mierda?"...

Pues he de decir que lo disfruté muchísimo, no tanto como la primera vez, pero sí mucho y de manera diferente porque los videojuegos han evolucionado, los gustos han cambiado y yo soy capaz de comprender el entorno y la época en la que FFVII se hizo y eso es algo que en su momento era imposible de evaluar.

Ahora puedo decir que FFVII era un juego adelantado a su tiempo, que fue un referente y tiene sobrados motivos para ser considerado un grande entre los grandes. Soy capaz de valorar sus escenarios prerenderizados y su música midi de una manera como nunca antes pude.

Juega al FFVIII y luego cuentanos tu experiencia, ya verás como lo llenas de elogios.

Anónimo dijo...

No debo jugar FFVI. Porque pierdo mi vida social. Poseedor (a mi parecer) de la mejor BGM de todos los FF.
Es un juego que si se inicia, se lo debe terminar