miércoles, 1 de julio de 2015

[GamerFocus ] Fatal Frame – La retrospectiva (Parte 1)




En 1998 Japón cambió el mundo de las historias de terror para siempre. 

Ese año se estrenó El Aro en ese país y su éxito e influencia se esparció por todo el mundo como una maldición. A esta película le siguieron otras como Ju-On, Dark Water, One Missed Call o Tomie, que con un estilo más lento y lleno de suspenso lograron cautivar a las audiencias amantes del cine de horror que en esos momentos buscaban algo diferente a lo que les ofrecía Hollywood. 
No pasó mucho tiempo antes de que alguien tratara de recrear la experiencia de estos filmes en un videojuego.

Japón ya había logrado trasladar la esencia del terror del cine a los videojuegos con sagas como Resident Evil, Dino Crisis, Parasite Eve o Silent Hill, pero todas estas estaban inspiradas por el terror occidental, algunas referenciando directamente los trabajos de George Romero, Steven Spielberg o Stephen King. No fue sino hasta el año 2001 en que los elementos más característicos de la ola del terror japonés migraron a este medio gracias a Fatal Frame de la empresa Tecmo.