lunes, 10 de agosto de 2015

Algunas ideas sobre The Wind Rises

Pensándolo bien no soy realmente un gran fan de las películas de Hayao Miyazaki. Calma! no dejen de leer! quiero decir que no es que me gusten mucho TODAS sus películas. Amo con toda el alma Mononoke Hime y El Castillo de Cagliostro, me encantan El viaje de Chihiro, Nausicaa y El Castillo Vagabundo... pero hay otras como Mi Vecino Totoro, Ponyo o Kiki que me parecen simplemente correctas.


The Wind Rises esta entre esas últimas. No me malentiendan, es una GRAN película bellamente animada, espectacularmente musicalizada y preciosa de mirar... pero simplemente no conecté con ella. La historia de Jiro Horikoshi y la forma en que es contada no se me hizo muy diferente a biopics como las recientes The Theory of Everything o The Imitation Game (aunque es mucho mejor que esas sin duda). Inicialmente pensé que si fue la falta de un conflicto claro, pues la enfermedad de Nahoko y la investigación contra Jiro no afectan realmente el desarrollo, lo que me dificultaba mantener mi interés en el film, pero se muy bien que fue lo que me mantuvo sentado las dos horas; Pequeños momentos agradables como el juego con el avión de papel y la gran atención a detalles históricos y culturales que se presta en absolutamente TODAS las escenas. La representación del Japón de la primera mitad del siglo pasado es increíble y no deja atrás detalles como las dificultades económicas ni los choques culturales con otras naciones.

Hubo otras cosas que me molestaron. Yo se que las biopics se toman libertades en el guión para hacer más interesante la película, pero la inclusión de la enfermedad de Nahoko es algo que se me hizo grave. La esposa de Horikoshi no sufrió de tuberculosis en la vida real y esta subtrama está realmente inspirada en otras figuras históricas. No me gusta esto porque crea una imagen muy diferente sobre los eventos en la vida real. Si, esto lo hacen todas las películas biográficas, pero eso no lo hace menos grave.


Según logro interpretarlo, esta adición existe para crear un paralelo entre la enfermedad que le arrebató a la mujer que amaba y la forma en que los militares le “arrebataron” sus invenciones para usarlas en la guerra. Pero en ambos casos Jiro sabía que eso iba a ocurrir y decidió seguir adelante por su amor tanto por esta mujer como por la aviación.

Solo que al final de la película Jiro expresa su arrepentimiento por haber creado estas máquinas de muerte.

Aclaro, él sabía TODO EL TIEMPO para que iban a ser usados sus aviones, en ningún momento nadie lo engañó y menciona varias veces el tema de la guerra. La poca importancia que se da a la secuencia final y lo surrealista de los sueños en que ve la destrucción de las bombas resta impacto a la posible “enseñanza” del film. No se muestran las consecuencias de la guerra, nada del horror ni la sangre. Esto tendría sentido si tratara de presentar una visión más positiva de los logros del protagonista más allá de “logró su sueño de crear aviones”. Pero no lo hace, se queda a medias en su propósito, seal el que sea. No es de extrañar entonces que en Japón la película haya resultado bastante controversial.



En fin, estas son solo unas ideas de las que me quería desahogar. The Wind Rises es en todo caso una gran película que los fanáticos de Miyazaki, el estudio Ghibli, la aviación o la historia Japonesa deben ver, ademas es raro ver que una película biográfica se haga de forma animada.

1 comentario:

Anónimo dijo...

RENFIELD:

Ey, el blog aun existe !!!