miércoles, 13 de agosto de 2014

Los crímenes de Kratos

God of War 3 es un gran juego, es casi excelente.

Lo se, como cosa rara en mi, llego varios años tarde a este tema, pero apenas desde hace poco tengo acceso a un Playstation 3 y por fin me he puesto a desatrasarme de las grandes exclusivas para esta consola; Primero fue Metal Gear Solid 4 y ahora la tercera entrega de esta franquicia, que acabo de terminar.

En fin, les decía que God of War 3 es un gran juego; no solamente es divertido de jugar, sino que cuenta con unos de los mejores gráficos que yo he visto en una consola, muy buenos diseños y una espectacularidad épica que se muestra mejor que nunca en batallas contra enemigos gigantescos (incluyendo uno de un par de kilómetros de altura). No es un juego perfecto, claro, al sistema de combate le falta un poquito de profundidad, en ocasiones se abusa de los Quick time events y su historia se pierde entre el drama cheesy y la complicación innecesaria, pero estos no son problemas que afectan mucho el disfrute del juego, que como dije, es genial.

Pero saben qué no es genial?

Kratos.

Kratos no es genial.

No creas que porque tienes alas y espadas de fuego eres genial Kratos!

Aunque los dos juegos de God of War en el Playstation 2 están entre mis juegos favoritos de esa consola, Kratos nunca me pareció un buen personaje; A simple vista no parece más que otro bruto hipermusculoso con problemas de manejo de la ira, pero en realidad su historia es más propia de una tragedia de Esquilo (esto es la Grecia mitológica después de todo); él es un guerrero espartano que ofreció su vida a Ares, el dios de la guerra, para que le permitiera ganar una batalla contra las hordas bárbaras... tras esto comenzó a seguir ciegamente a su dios, quien para separarlo por completo de su vida humana, lo engañó para que asesinara a su mujer y su hija. Horrorizado por su acción, Kratos renunció a Ares jurando venganza, en ese momento, un Oráculo lo maldijo con que siempre llevaría la marca de su pecado, por lo que las cenizas de su familia se unen a él, tiñendo su piel de blanco.

Kratos comienza a servir a los otros dioses, especialmente a Athena, que le promete librarlo de su dolor si completa su venganza y salva a la ciudad Atenas del ataque de Ares.

Esta es una gran historia para un personaje así; su ira, la violencia con la que destruye a sus enemigos y su falta de interés en los demás seres humanos quedan, si no justificados, al menos explicados, igualmente en God of War 2 descubrimos que alcanzar la divinidad no le bastó a Kratos para olvidar sus pecados, volviéndose un dios de la guerra más salvaje y peligroso que el mismo Ares, en consecuencia, su poder le fue arrebatado por Zeus, dándole al “fantasma de Esparta” una nueva excusa para continuar su sangrienta embestida: vengarse de Zeus.

God of War 3 comienza con Kratos llevando su “venganza” a las puertas del Olimpo y lo primero que me asombró fue ver la violencia y gore características de la serie en HD. Ustedes saben que por lo general este tipo de escenas no me impresionan, tampoco era la primera vez que veía gore de ese nivel en la pasada generación de consolas (disfruté hasta el cansancio Mortal Kombat). El momento clave fue tras la batalla contra Poseidón, cuando Kratos toma al derrotado dios y lo golpea sin clemencia.


La sangre y el gore no me molestaron, fue la desidia y la falta de control con la que Kratos atacaba (con la que yo, como jugador, atacaba) al señor de los mares la que me dejó inquieto... y entonces la perspectiva cambia, vemos la escena desde la perspectiva de Poseidón pero seguimos controlando a Kratos, literalmente nos estamos destruyendo a nosotros mismos cada botón que presionamos es un ataque contra uno... y entonces pensé... es posible que este juego esté tratando de mostrarnos como el odio y violencia de Kratos en realidad van a terminar destruyéndolo? esta idea pareció reforzada en un principio cuando se muestra como, tras la muerte del dios, los mares enloquecen y arrasan con tierras y ciudades. Las acciones de Kratos estan destruyendo el mundo.

Pero él no aprende absolutamente nada de ello.

Durante el resto del juego encontramos a otros dioses y debemos acabar con ellos, pero esto también tiene sus consecuencias; al asesinar a Hades las almas pierden su rumbo y deambulan en pena, la muerte de Helios (la cual es bastante salvaje) oscurece el sol, la de Hermes crea una plaga en el mundo y la de Hera acaba con la vida vegetal.


Y sin embargo Kratos, sabiendo que está destruyendo el mundo, que está destruyendo a millones de seres humanos continúa con su venganza ignorando los pedidos de clemencia de sus víctimas; Pero qué podemos hacer nosotros? dejar de jugar? el juego no nos está presentando la opción de perdonar a nuestros enemigos. El único ser en el juego ante el cuál Kratos demuestra humanidad es ante Pandora, la cual le recuerda a su hija, pero fracasa en su intento de salvarla ya que nuevamente se deja llevar por su rabia y deseos de venganza.

Estos elementos podrían aprovecharse muy bien, de hecho, ya juegos como Bioshock o Spec-Ops: The Line han hecho algo similar para explorar la naturaleza de la ilusión de la elección en los videojuegos y revelarnos como estos nos manipulan a los jugadores, pero no en God of War 3. Al terminar el juego, no queda ninguna reflexión en nosotros sobre la forma en que este medio usa la violencia a través de las acciones del jugador (excepto en mi, que lo sobreanalizo todo).

Qué pasa entonces al final? en qué quedan todas estas muertes y toda esta sangre derramada? Tras enfrentar a Zeus, Kratos queda atrapado dentro de su propia psique y, con la ayuda de los recuerdos sobre Pandora y su familia, que le hablan sobre la importancia de la esperanza, descubre que lo que debía hacer era perdonarse a sí mismo y con ello, que toda su venganza era una acción vacía con la que deseaba callar esa desesperación y culpa que le consumían.

Qué hacemos entonces cuando termina esta emotiva y profunda escena?


Destruir a Zeus de una vez por todas! por supuesto! (¬_¬) El desenlace explica que los dioses habían sido contaminados por los males de la caja de Pandora (algo que en ningún momento se sugiere siquiera, ellos no eran presentados como tiranos ni malvados ni nada parecido) y que nuestro personaje tenía en su interior atrapado el poder de la esperanza, pero que no había podido salir a causa de la culpa. Kratos se suicida y con ello la esperanza queda libre en el mundo para que los humanos puedan tenerla.

QUE MONTÓN DE BULLSHIT!

Estos temas de los males y de la esperanza están absolutamente forzados en la trama y le arrebatan el poco sentido que le quedaba. Esto solo busca hacer quedar a Kratos como un héroe que al final se sacrifica en beneficio de los demás. Kratos no es un héroe, ni siquiera un anti-heroe (tal vez lo fuera en el primer juego), es un villano, un asesino que acabó con cientos, miles, tal vez millones de vidas inocentes, que literalmente destruyó el mundo para cumplir con una venganza vacía, por buscar algo que le diera sentido a su existencia. La escena en la que acabamos con el espíritu de Zeus (en un momento tan brutal que mancha nuestra pantalla de sangre), él cual habia expresado un par de escenas antes que iba a arreglar todo el caos que el protagonista había creado, destruye por completo cualquier posibilidad de que el juego hiciera algo interesante con la personalidad violenta y agresiva de Kratos, (y el que esté en primera persona anula el efecto de la escena similar contra Poseidón), tanto así que literalmente Kratos acaba con su propia vida no porque quisiera liberar la esperanza sobre el mundo, su diálogo deja ver que él nunca entendió nada de esto, sino porque con su “venganza” contra Zeus finalizada, ya no tenía nada por que vivir, nadie contra quien proceder con violencia, ha perdido su razón de ser. También significa que los temas de esperanza y perdón presentados solo hace unos minutos no tuvieron efecto alguno, el no es capaz de tener esperanza ni de perdonarse a sí mismo.

(La escena post-créditos no cambia este significado. Aun si Kratos sobrevivió queda claro que su objetivo era acabar con su propia vida, también existe la posibilidad de que alguien más haya arrastrado su cuerpo).


Kratos es totalmente irredimible. Su furia ciega lo llevó (nos lleva) a acabar no solo criaturas monstruosas y dioses y titanes que son villanos solo ante sus ojos, sino también con cualquier ser humano que medio se cruzara en su camino, el juego es tan insidioso con esto que en ocasiones se nos fuerza a matar a un humano inocente para poder avanzar o nos anima a acabar con ellos recompensándonos por hacerlo... pero no hay momento más representativo de esto que la infame escena con la amante de Poseidón.


En un momento del juego visitamos las habitaciones del dios del mar en el Olimpo, allí encontramos una puerta que no podemos cruzar pues requiere que alguien sostenga su mecanismo para que permanezca abierta. También encontramos a la amante de Poseidón, una bella mujer semidesnuda (obviamente) que nos pide ayuda para salir de allí... y efectivamente la sacamos, la protegemos de enemigos hasta que la arrastramos al mecanismo de la puerta, uno que es tan pesado que un humano normal no puede operar... la solución es atarla a él mientras nosotros cruzamos, el problema es que el peso de la puerta obviamente la destrozará, pero esto no importa porque debemos avanzar.

De nuevo el juego no nos está dejando opción, si queremos avanzar tenemos que cometer un acto increíblemente vil. En algunos videojuegos esto sería un momento álgido de la trama, una secuencia que nos haga pensar y reflexionar, pero no aquí, aquí simplemente Kratos es tan frío que sacrificar de un modo tan horrendo a esta chica no vale ni siquiera un acercamiento a su rostro para dejarnos ver como reacciona a lo que debe hacer, nada, sus gritos tampoco son recordados en la escena final en la psique de Kratos. No podíamos haber usado a un enemigo para esto? No hay razón por la que no. Por qué tenía que ser un inocente? Por qué precisamente una mujer semidesnuda? Es más, se presenta como un chiste, ya que tras esta escena, obtenemos un trofeo llamado ”I didn’t do it, but I wish I did”.

Esto fué absolutamente desagradable y vergonzoso.

Cuando iniciamos el juego en la consola, una de las primeras cosas que vemos es la frase de Platón ”La medida de un hombre es lo que él hace con poder”, muy bien, ya vemos muy bien la clase de hombre que es el “fantasma de Esparta”.

Listo, ya me desahogué. Como vengo repitiendo desde el comienzo, God of War 3 es un gran juego a pesar de todo esto (en un probablemente inefectivo intento de evitar que los comentarios me acusen de odiar el juego o algo así, bien que me sirvió en mi artículo sobre Bioshock Infinite), pero el haberlo disfrutado no podía hacer que me quedara con la espinita de lo terrible que puede ser Kratos y hacerme preguntar, fue escrito así a propósito? es resultado de un mal trabajo?


Fuck it, el juego es bueno de todos modos.

9 comentarios:

SAeNcSA dijo...

Has expresado muy bien tus pensamientos. Hablas de aspectos que también me llevaron a la reflexión cuando me lo pasé, como es la maldad intrínseca de Kratos. Y oye, me gustaba, pues era la primera vez que veía que en un juego te toca interpretar a alguién tan Hijo de Puta. ¡Para mí era toda una innovación! Pero luego me tocó ver ese final y fue un chasco. ¿Kratos redimirse? ¿A estas alturas?... Ni lo merece ni cuadra...

Por cierto, tengo curiosidad de que opinarás cuando juegues al GOW Ascension. Para mí, dentro de que es un buen juego, fue una decepción en todos sus aspectos comparándolo con los otros GOW y Kratos está ompletamente irreconocible.

PANFILO dijo...

Creo que exageras con la muerte de la chica, desde el primer juego kratos ha usado gente inocente para resolver rompecabezas y cosas así, este juego tiene más defectos que la la amoralidad del protagonista

RodriZ dijo...

Si jugaste a los tres juegos siempre se mostro que Kratos desprecia profundamente a los sirvientes de los dioses (lo que fue el en algún momento).
Los tres juegos están llenos de estas muertes, la que mas me molesto fue la de perseo, pero el juego es así manejas al villano y eso es lo genial.

Patricio Stuarts dijo...

Está bueno lo que expresas, el análisis. Además está bien planteado.
Aunque creo que ese es el problema.
Kratos no necesita análisis, desde el primer juego demuestra que masacra a todo lo que se le pone delante, esto a causa de perder, y de que manera, a lo único que amaba. No digo que cualquiera que pierda un ser querido pueda hacer lo que quiera, pero por ahí va el hilo de la trama, por donde la gente de Santa Monica quería que vayamos.

Saludos!

ardilla1209 dijo...

Hola, primero que nada a cabo de descubrir tu blog, gracias a este atrticulo, cuyo link seguí desde neoteo. Me parece sumamente amena la lectura, felicidades!

Yendo al punto estoy más o menos igual que tu, no tuve PS3 y apenas hace algunos meses ya, poco antes del lanzamiento del PS4, decidí comprar el PS3, una de las razones por las que decidí hacerlo fue precisamente este juego, recuerdo cuando hace tiempo me pasaba por las tiendas de videojuegos y tenían este juego puesto, me llamaba mucho la atención cuando veía a Kratos luchar contra los gigantescos titanes, solo por eso me daban ganas de tener este juego, así que hace poco decidí finalmente hacerme con él, (los otros motivos para comprarla fueron Ni No Kuni, la inminente salida del GT6, y Metal Gear Rising Revengance).
Lamentablemente no e podido probar este juego aun, compre el GOW Ascensión, el cual disfrute mucho pero no te digo más para no estropeártelo.
Me a gustado mucho tu nota y dan ganas de jugarlo, sin embargo a pesar de no haberlo probado aun no estoy de acuerdo en que Kratos sea un villano, su comportamiento en todo caso es humano, de hecho los dioses mitológicos son también bastante humanos en sus comportamientos, sienten codicia, envidia, son rencorosos, intrigan, traicionan, son todo menos lo que entendemos por dioses, así que kratos no es ni bueno ni malo, simplemente es un guerrero peleando su propia guerra.

Saludos !

magnolia_fan dijo...

Yo nunca he jugado un God of War pero recuerdo que la primera vez que lo vi es porque vi a un tipo jugar. Estaba peleando contra un boss, y era la parte donde le destroza la cara con un gran guante dorado o algo así. En ese momento solo me quedé "D:!" porque me pareció brutalidad sin sentido (conste que me encanta Mortal Kombat, pero ahí la violencia es hasta ridícula).

Yo pienso que, así como hay juegos que uno juega y se queda pensando en la historia o en el significado, hay otros que solo los jugás, te parecen entretenidos pero no van a ser fuente ni de análisis o de una perspectiva distinta de nada. Algo así como las películas, que hay películas que te dejan pensando y otras que son para comerte el popcorn.

En base a lo que leí, me imagino que GoW es de ese tipo de juegos que solo sirven para entretenerte el rato con cosas flashy, pero que al final del día uno no tiene que pensar en nada porque el juego no ofrece nada en qué pensar (es casi como un Mario, pero más violento). Como dije, no lo he jugado entonces no sé qué tan perdido ande con lo que voy a decir, pero tal vez GoW es de esos juegos en los que las cosas son así "porque la trama lo requiere" pero sin mayor explicación, y que fuera del discurso de "el fin justifica los medios y Kratos quiere eso porque... porque... pues porque simplemente eso es lo que Kratos quiere"

Entonces, tal vez este juego es de esos que solo se juega, se obtiene el final y si te entretiene lo volvés a jugar, así como ves the hills have eyes y si te gustó y la querés ver de vuelta, bien, pero la película no trata de salir de pretenciosa queriendo dar un significado filosófico a las cosas (al menos cuando yo la vi, no me dio la pauta para eso, hehe). El cuestionamiento que vería es si GoW trata de ser ese juego pretencioso con el gran significado filosófico, pero que en realidad se queda corto porque en realidad es un Mario o un Pacman...

Patricio Stuarts dijo...

Magnolia, la escena que viste, probablemente, sea la pelea entre Kratos y Hercules, y los guantes que nombras no son dorados, son plateados, los Cestus de Nemea para ser exactos.

Yo creo que si deja algo en que pensar. Sin la profundidad de, no sé, un Metal Gear, pero algo deja, Por lo menos el tres y toda la movida de la esperanza, Pandora, etc.

Saludos!

Sir Laguna dijo...

@SAeNcSA Gracias por el comentario! no creo que vaya a jugar el "Ascencion" a corto plazo, pero si lo hago, te comentaré que opino.

@PANFILO No exagero, y ese es precisamente el punto, que dada la amoralidad de Kratos se está haciendo una presentación incorrecta de el en el final, que nos demos cuenta que estamos jugando con un villano, no con un heroe o anti-heroe (y no, no hay nada de malo en eso, solo quiero que nos demos cuenta).

@RodriZ De acuerdo contigo, no se si eso sea "lo genial", pero si es muy interesante.

@Patricio Stuarts Por que no va a necesitar análisis? está bien manejar un personaje así y no dudo que eso era lo que Santa Mónica quería, pero la idea es que comprendamos lo vil que es en realidad Kratos. Y si, el juego no tiene la profundidad reflexiva de un Metal Gear, pero es interesante pensar sobre estas cosas.

@ardilla1209 Seguiste un link desde neoteo? me mencionaron en NeoTeo!? dime mas por favor! Acordemos en que estamos en desacuerdo, cuando lo juegues tal vez cambies de opinión.

@magnolia_fan hola Serge! Me encantaría que lo jugaras para que podamos discutirlo a fondo. No creo que God of War pretenda tener un significado filosófico, pero que no lo pretenda no significa que no lo tenga (de hecho la frase de Platon que usa al principio me hace pensar que si lo pretende). Ademas, yo puedo analizar a Mario si me lo propongo! Ja Ja Ja.

Alejandro Serrano Durán® dijo...

Hombre, tiempo después, pero leído el post y bueno, dejo mi comentario.

Tiendo de igual manera a sobre analizar las cosas, en especial los videojuegos, pero también, preciándome de haberme pasado TODOS los juegos de la saga de God of War, es la primera vez que alguien me pone a pensar en lo "douchebag" que puede llegar a ser Kratos.

Siempre lo he visto como un hombre en una cruzada épica de venganza (literalmente), al que no le importa ver arder el mundo, con tal de tener de nuevo a su lado a su esposa y a su hija. Eso sí, sin importar que no haya un mundo decente en el qué vivir con ellas.

He pensado, muchas veces, que su naturaleza como hijo de Zeus es directamente proporcional a su arrogancia, por eso ni el ser el nuevo dios de la Guerra después de haber derrotado a Ares lo conforma y su esposa y su hija son solamente dos excusas que tiene para acabar con todo lo que se le pone al frente (amigos, enemigos, humanos, dioses, etc.)

Y bueno, terminé hace un par de semanas el GoW: Ascension y por si no lo ha jugado, es una cruzada aún más cruenta y sin sentido de destrucción por todos lados, pero leyendo esto, caí en cuenta que hubo un pequeño momento en el que me sorprendí, porque Kratos trató de hacer algo bueno por alguien, que aunque no funcionó y tenía que ver con el poder lograr sus objetivos, me mostró un lado "humano" de Kratos que no conocía.

Buen post y buen análisis mano!