lunes, 2 de abril de 2012

2da Semana del Western: El Juego definitivo del Oeste, Red Dead Redemption

En el mundo de los videojuegos, nunca había tenido un placer mayor que el de tomar mi caballo, mi rifle, y salir a cabalgar por los desiertos, praderas y montañas de la frontera entre Estados Unidos y México sin rumbo fijo, sin cumplir misiones ni nada, simplemente disfrutando de los hermosos paisajes, defendiéndome de coyotes y osos, cazando forajidos si tienen la mala suerte de encontrarse conmigo y acampando en cualquier lugar, y es algo que puedo hacer por HORAS! ese es el poder de Red Dead Redemption.



Los fanáticos de las películas del viejo oeste, como yo, conocemos de corazón los lugares comunes del género: los pueblos de una sola calle en medio del desierto, el sombrero “Stetson”, el vendedor de tónicos milagrosos, la revolución mexicana, los pueblos fantasmas, el ferrocarril, el descontento de los nativos obligados a vivir en resguardos… La desarrolladora Rockstar logro implementar todos estos elementos, incluyendo algunos muy desconocidos para los no familiarizados con los filmes de vaqueros, como la presencia de montañas nevadas o que se toque el tema de la Guerra Civil.

Pero serán los aficionados específicamente al Spaghetti Western quienes disfrutaran mas de la ambientación de este juego. La historia de John Marston, un exforajido que solo quiere vivir una vida tranquila y honesta con su mujer e hijo pero que es forzado por el gobierno a dar caza a su ex compañeros de crimen, es un cliché del cowboy “bueno” con pasado oscuro tan usado en el género mas en películas americanas que en europeas, pero el ambiente general, lleno de personajes de doble moral, un aspecto del viejo oeste sucio y agresivo, lleno de anti-heroes, que se diferencia de la idealización norteamericana de su propio pasado. Mejor dicho, Red Dead Redemption es mas Clint Eastwood que John Wayne.








John es un personaje increíble, uno con que da verdadero gusto jugar y muchos elementos juegan a su favor: su pinta, su trágica historia, su habilidad con el revolver, pero sobre todo, su voz. El trabajo de Rob Wiethoff es increíble y su voz se vuelve icónica inmediatamente. Da gusto escucharlo.



Hablando de escuchar, recuerdan que les dije lo maravilloso que era simplemente vagar por ahí en este juego? No sería lo mismo sin la MARAVILLOSA banda sonora compuesta por Bill Elm… soy muy malo para describir música y el bien que le hace a la ambientación del juego, así que juzguen ustedes mismos este documental sobre su musicalización.






Díganme ustedes, han regresado a jugar un videojuego que ya tienen terminado al 100%... sobre el mismo archivo en que ya está todo hecho? Red Dead Redemption es el primer juego que me ha hecho hacer eso en mucho tiempo (no lo hacía desde la época dorada de los JRPG de Square en PSX). Estoy tan, pero tan enamorado del mundo de este juego, que a pesar de que ya no “tenia nada que hacer” en él, no dudaba en hacer lo que escribí al comienzo de este artículo. Ahora, he conseguido la versión “Game of The Year” del juego, la cual viene con todos los DLC, y es que pese a lo mal que he hablado del negocio de los DLC en el pasado, aquí es donde se ve lo buenos que pueden ser para aumentar la vida de una experiencia videojueguil, en este caso con nuevas armas, side-quests, trajes por conseguir (porque no basta con descargar los trajes, también hay que desbloquearlos cumpliendo ciertas misiones, como la ven?) y hasta con una nueva ambientación del oeste invadido por zombies, y estoy feliz porque ahora tengo mucho mas por descubrir dentro de esta maravilla lúdica.




Algunos de los mejores momentos vividos ante una consola me los dio este juego. Muchas risas, lágrimas y momentos de suspenso… y no solo por eventos de la historia, en Internet se pueden encontrar cientos de anécdotas de momentos vividos simplemente andando por el mundo: la muerte de un caballo querido, tensionantes encuentros con pumas, masacres cometidas por mero aburrimiento… las posibilidades son enormes y gracias a la tremenda inmersión que causa este mundo, casi es posible vivir allí, llegando momentos en que si me encontraba deprimido o angustiado, poner este juego me hacia olvidar de todo ello.




PD: Recomiendo encarecidamente leer el artículo de Jormanks sobre este mismo juego. Es una belleza de escrito que logra expresar mucho mejor que yo lo mucho que significa para nosotros la historia y el mundo de John Marton.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

RENFIELD:

Lamentablemente no lo pude terminar ( lo empece en 360,pero me mude y pase a ps3) pero aun recuerdo volar cabezas de outlaws,duelos dignos de Leone,sentior el polvo en la consola...

Anónimo dijo...

RENFIELD:

Lo de polvo enla consola me quedo pesimamente redactado,suena a visitas en Digital Playground,Brazzers...¿que estas leyendo?

Unknown dijo...

Amigo Sir Laguna, gracias por el juego lo empece anoche y me enamore de este juego que viva la Semana del Western.