sábado, 9 de febrero de 2013

3ra Semana del Western: El Universo de Firefly

No tenía planeado este artículo, pero por petición popular...

Dentro del género de la ciencia ficción hay historias que “roban” tantos elementos del Western que los críticos comenzaron a referirse al “Space Western” como un género propio, así, temas de la conquista de la frontera se convierten en conquista de otros planetas, enfrentamientos contra los indios se convierten en batallas contra especies inteligentes nativas y son comunes los grupos de bandidos atacando incluso naves espaciales. Las primer Star Wars, la primera novela de John Carter y animes como Trigun y Cowboy Bebop son ejemplos muy claros de esto.

Pero hay una franquicia que destaca por encima de todas las demás a la hora de contar las aventuras de vaqueros espaciales, la saga de Firefly/Serenity, creada por Joss Whedon.



Firefly fue una serie de televisión criminalmente corta, con un universo y mitología enormemente detallados e interesante que merecían explorarse más pero que la Fox cortó de cuajo porque no cumplió con sus expectativas de rating, dejando a miles de fanáticos confundidos y enojados. Aqui no voy a hablarles de sus geniales personajes ni de sus excelentes episodios, les recomiendo mucho que la vean, aquí solo voy a hablar del trasfondo creado por Whedon.

En el año 2517, la humanidad ha conquistado un nuevo sistema estelar. Para entonces solo existen dos superpotencias que dominan la tierra: China y Estados Unidos, cuyas culturas y economías se han unido para formar un gobierno planetario único llamado “La Alianza”. La sobrepoblación ha causado un éxodo en masa a colonizar los nuevos planetas que, recien terraformados, tienen terrenos secos y desérticos, apenas fértiles.

Y un par de segundos despues aparece una nave espacial tras ellos


La Alianza pretende ejercer control sobre estas nuevas sociedades, lo que desata una guerra con Independistas que se llaman a si mismo “Browncoats”, que pretenden escapar a su control... y pierden. Por lo tanto, muchos de ellos vagan de planeta en planeta, trabajando como contrabandistar o mercenarios, escapando del control de la Alianza, y de los “Reavers”; humanos caníbales y salvajes que habitan en las afueras del sistema.

Los paralelos con las historias del viejo oeste son enormes. La apariencia de los planetas recien terraformados, el look de los personajes, la vida en la frontera (“frontera espacial”, pero frontera), el parecido de la guerra contra La Alianza a La Guerra Civil norteamericana, Incluso los “estereotipos” de los personajes se adaptan perfectamente al mundo del oeste: El Doctor, la prostituta, los pistoleros, el pastor, etc. Es un universo muy rico que se puede aprovechar para mil historias y más. Afortunadamente, historias tan interesantes no mueren fácilmente. El apoyo de sus apasionados fanáticos logró revivir la franquicia con una película escrita y dirigida por el mismo Joss Whedon, Serenity, que aunque tampoco fue un éxito en taquilla, su simple existencia es una victoria.



Desde entonces, este universo (llamado “The Verse” por los fans) se ha expandido principalmente en los comics, aunque no en una forma serializada. El primero de ellos fue llamado Serenity: Those Left Behind. Tres tomos en los que se enlaza el final de la serie con la película, y donde se nos explica por qué algunos de los personajes abandonaron el grupo.



Luego vino Serenity: Better Days, en que ocurre lo impensable... las cosas les salen bien a los protagonistas! que de repente se ven en posesión de una gran cantidad de dinero. Y que harán ahora que son ricos?
Esta saga estuvo nominada a un Premio Hugo.



También existen comics enfocados en algunos de los personajes Serenity: Float Out es una compilación de historias sobre Walsh SPOILER contadas por sus amigos en homenaje por su muerte FIN DE SPOILERS, mientras que Serenity: The Shepard’s Tale nos cuenta, por fin, la misteriosa historia del Pastor Book.


Otras historias cortas en comic son The Other Half, en la que la tripulación esta protegiendo una diligencia del ataque de los Reavers (mas Western para donde), Downtime, en que tras realizar un robo, se quedan varados en un planeta helado y It’s Never Easy, en la que un pasajero del Serenity trata de robar la nave. Este último tomo compartió revista con una historia de Star Wars.




Aparte de los comics, existe un juego de rol oficial (que apenas contó con cuatro suplementos) y una novela llamada My Own Kind of Freedom, que se publicó bajo licencia Creative Commons, ya que al igual que otras escritas basadas en Firefly, no tuvo la aprobación de Whedon.

El resto de material existente se lo debemos a los fans. Los más dedicados han puesto su esfuerzo en crear modelos de las naves y armas que aparecen en la serie, hacer fan-films e incluso documentales, como Done The Impossible, que narra el fenómeno “Browncoats”, que es como se llaman a si mismos los más fanáticos de Firefly.


El universo del Capitan Malcom Reynolds se rehusa a morir, y aunque no disfrute de la salud de los mundos ficticios creados por Star Wars o Mass Effect y su creador Joss Whedon tampoco pueda participar de el. Sus seguidores seguirán imaginando y creando aventuras contra La Alianza a bordo de una nave clase luciérnaga llamada Serenity.

1 comentario:

Mariel R.a dijo...

ame el capitulo de castle que homenajea a firefly... lo mejor es que Nathan Fillion es Richard Castle y Malcolm Reynolds