lunes, 15 de abril de 2013

Jugando con Fidel Castro

Aparte de la Segunda Guerra Mundial, no hay muchas guerras reales recreadas en los videojuegos de acción tan insistentemente, ni siquiera la guerra de Vietnam, (aunque si hay una buena cantidad de juegos de estrategia que se han especializado en recrear conflictos bélicos históricos), por eso es de cierta forma agradable ver que un país se interese es usar este medio para revivir si historia.

Así ese país sea Cuba.


Durante la pasada Feria Informática de La Habana, el “Club de computación juvenil” de ese país presentó el videojuego Gesta Final, un FPS que se desarrolla en los últimos años de combates de las fuerzas guerrilleras de Fidel Castro contra los soldados del dictador Fulgencio Batista en la Sierra Maestra desde el desembarco del Granma, los cinco niveles del juego recrearán las batallas más representativas de la revolución cubana.


Los creadores dicen que se han esmerado en recrear fielmente los escenarios tropicales de la isla “con el mayor realismo posible”, pero por lo poco que podemos ver de gameplay, la calidad gráfica apenas se puede comparar a la del primer Medal of Honor, cuanto mucho (eso sí, sin querer demeritar a los programadores, que seguramente hacen lo mejor que pueden con las herramientas que tienen).


En fin, ustedes van a pensar que aqui me voy a poner sobre el uso de videojuegos como herramienta de propaganda, o de la influencia que puede tener el gobierno comunista en su desarrollo y bla bla bla... pero nada de eso, voy a hablar de algo que curiosamente fue lo que más llamó la atención sobre este juego: que no se pueden controlar ni a Fidel Castro ni al Ché Guevara. (Ya sea por razones de respeto o de no dañar su imagen.

Como queda que un jugador deje que maten a Fidel!?

FIDEL!!! FIDEEEEEEEEEL!!!


Pero no hay problema, porque hay otra forma de controlar a los “mìticos héroes de la revolución” (¬_¬) y para ello viajaremos al pasado... y no no estoy hablando de Call of Duty: Black Ops.

Estoy hablando de más atrás... 1987, cuando la compañía japonesa SNK, siguiendo el éxito en los arcades de Ikari Warriors (ya saben, el juego en que aparecieron Ralf y Clark, los de KOF) lanzó al mercado otro juego bélico de acción con vista cenital llamado nada más y nada menos que Guevara.



En este juego se avanzaba disparando a cientos de enemigos por los escenarios de la isla caribeña y rescatando rehenes hasta llegar al jefe final en el palacio presidencial... el mismísimo Fulgencio Batista! (algo que, obviamente, no pasó en la vida real). Lo mejor del asunto es que el Jugador 1 controlaba al Ché Guevara, y el Jugador 2 a Fidel Castro.


Y porque el Che y Fidel no aparecen en KOF entonces?

Al igual que tantos otros arcades de finales de los 80’s, se hizo una conversión a NES con la obvia pérdida de calidad gráfica, sin embargo, y a diferencia de Ikari Warriors, el juego seguía siendo bueno (porque como sabemos gracias al VideoGame Angry Nerd, Ikari Warriors en NES es una aberración) aunque, para evitar estigmatización debido al alto anticomunismo existente en occidente, la versión americana y la europea cambió su nombre a Guerrilla War, y se eliminaron todas referencias a Fidel Castro y al Ché... aunque su imagen en el juego no cambia, y no es difícil darse cuenta quienes son en realidad.




A qué viene todo esto? al oír de Gesta Final recordé la existencia de Guevara y quise compartirla con ustedes, pero tranquilos, que yo no soy como esos blogs que simplemente les dan a conocer las cosas y los antojan, Aqui tienen el link para descargar el juego de CoolRom.


Dos notas antes de terminar. Aquellos realmente interesados en la historia de las batallas de Ché y de Castro en la Revolución (sin importar lo que piensen de ellos, si son asesinos, heroes, genocidas o todas las anteriores) deberían ver las películas sobre la vida de Ernesto Guevara que hizo Steven Soderbergh, y los que quieran jugar con Castro en un juego más moderno, pueden hacerlo, obviamente, en Call of Duty: Black Ops, ya que en el mapa “Five”, del modo Zombies, se puede jugar con él, Robert McNamara, John F Kennedy o con Richard Nixon.

No hay comentarios: